Gabriel Domínguez y Santiago Sanna competirán en la "Batalla de Los Andes"

Por segunda vez, el box de CrossFit que dirige Mario Oyola, tendrá presencia en una competencia internacional, cuando del 8 al 10 de septiembre en Santiago (Chile), Gabriel Domínguez y Santiago Sanna sean parte de la "Batalla de Los Andes", que es un certamen de múltiples desafíos a superar. Ya sea levantando peso, sorteando obstáculos y realizando destrezas físicas.

"Clasificamos para ser parte de los 500 atletas que van a medir su potencial, en diversas categorías. Con Santiago (Sanna) es la segunda participación, dado que debutamos el año pasado en San Martín de los Andes y nos fue bastante bien. Ahora para clasificar debíamos cumplir una serie de pruebas por peso y tiempo que enviamos a la organización. Y desde donde ratificaron nuestra clasificación", sostuvo Gabriel Domínguez.
En escena, no todo será levantar peso muerto o hacer la de la fuerza la única herramienta para cumplir las diversas jornadas. Sino que también la destreza física será parte del complemento de cada participante a la hora de sumar puntos.
"En mi caso, en mi lugar de trabajo cuento con un profesor de Educación Física como Ricardo Núñez, quién me enseñó a caminar con las manos y cosas por el estilo. En definitiva los 'Games' (como se los denomina a las pruebas de competencia de Crossfit) pueden ser tan variados como uno se imagina. Entonces se trata de estar al cien por cien en todas tus habilidades corporales", remarcó Domínguez, ex jugador de rugby que desde hace 4 años se sumó al box de Oyola.
Santiago es mucho más joven, con 18 años recién cumplidos y poco más de un año en la variante de ejercicios físicos. No solo bajó de peso sino que adquirió diversas especialidades.
"Yo empecé en un gimnasio y podía levantar peso, pero estaba engordando y era rutinario. Me cambié al Crossfit y levantó la misma cantidad pero no solo de levantar peso muerto se trata, sino de trabajar la parte aeróbica y de resistencia", sostuvo Santiago.
La participación puede ser por postas, en forma individual o los dos a la vez. Las pruebas se conocen el mismo día que la competencia empieza. Entonces depende de la estrategia de cada participante para la sumatoria de puntos y finalizar los circuítos.
"Yo empecé el año pasado y no entendía nada, ni siquiera los nombres de los ejercicios. Pero sí tuve predisposición para aprender, y de esa manera pude sacar todo mi potencial en un ambiente dónde se cuida mucho a la persona para evitar las lesiones", concluyó Sanna.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico