Gamboa pide fortalecer el sentido de pertenencia

Víctor Orlando Gamboa llegó a Comodoro Rivadavia en 1962, con 25 años “muchos menos kilos y pelo largo”, recuerda el propio “Lalo” desde la Zona Franca, lugar desde el que continúa acompañando el crecimiento de esa ciudad a la que representó tres veces en el Concejo Deliberante y en la que formó una familia tan grande como su militancia política dentro del justicialismo.

 Con sus 77 años a cuestas y mucha vida y kilómetros recorridos, “Lalo” -como se lo conoce desde siempre a Víctor Gamboa- recuerda que llegó a Comodoro en 1962 para trabajar en la construcción del viejo acueducto en la empresa Vianini Supercemento, donde estaba a cargo de la máquina que preparaba el suncho de acero sueco, que luego se pretensaba alrededor del caño que posteriormente transportó agua a la ciudad.

Ese trabajo en la construcción del acueducto lo retuvo en esta ciudad dos años, luego de los cuales viajó a Mendoza donde, como responsable de la cineteca del Canal 7, conoció a los comodorenses José Luis Pastorino, César Zapata, y Lázaro Barenfeld de quienes inmediatamente se hizo amigo, y quienes lo convencieron de volver a trabajar a Comodoro Rivadavia, más precisamente en Canal 9.

Gamboa asumió como encargado de cineteca de Canal 9 en setiembre de 1964 y era el responsable de preparar la emisión de publicidades en las tortas de videofilmes, que hoy parecen lo que son, de otros tiempos. “Me tuve que buscar otro laburo porque con los del canal comía y me vestía por canje, pero me daban vuelta y no se caía una moneda. Así empecé a trabajar en Schlumberger, donde fui el coordinador de la tareas requeridas por las operadoras”, rememora.

Con esos dos trabajos, “Lalo” pudo comprar su primer auto, un Renault 4L, con el que anduvo por muchos caminos en los que se le cruzó los compañeros de militancia como Manuel Cardo, Alberto Parada y “Maní” Corchuelo “con los que formamos la Unidad Básica 8 de Octubre, la más importante de Comodoro y de la provincia, en esa época”, cuenta orgulloso.

Luego, Gamboa se puso un kiosco en el ala externa de la hoy ex Proveeduría de YPF de kilómetro 3, donde además de hacer una buena clientela comenzó su tarea de representación sindical, que lo llevó a formar la filial Patagonia del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas.

A partir de esa representación y del trabajo militante, “Lalo” ingresó a la lista de concejales del PJ de 1973 en calidad de suplente. Luego de la elección, el intendente Alberto Lamberti lo designó director de Asuntos Sociales, donde estuvo solo un año porque ante la enfermedad del concejal titular Omar Posadas, asumió su primera banca en el Cuerpo Deliberativo de la ciudad, a la que volvió en los períodos 1983-87 y 1987-91.

En 1970, en una actividad organizada por la CGT, Gamboa conoció al amor de su vida, la entonces estudiante del Perito Moreno, Cristina Quinteros, con quien, más allá de las dudas que inicialmente los de afuera plantearon por la diferencia de edad, formó una familia compuesta por cinco hijos (Marcos Adrián, de 45 años, Guillermo Gastón de 42, Ariel Orlando de 40, Gustavo Gabriel de 39 y Daniel Alejandro de 30), que les dieron nueve nietos.

Para “Lalo”, Comodoro es “su lugar en el mundo” al que define a partir de sus vecinos. “Comodoro es gente buenísima, hospitalaria. La primera persona que conocí fue el señor Carlos Peralta”, recuerda no sin que se le haga un nudo en la garganta al evocarlo, para luego agregar que “esta ciudad puede tener dificultades pero su gente es realmente de primera”, reitera.

Gamboa asegura que además de las obras de infraestructura, lo que “le hace falta a Comodoro es un sentido de pertenencia, que no se por qué se va perdiendo. Hay que trabajar en las escuelas y en las casas para evocar y reconocer a los vecinos que hicieron cosas para su ciudad, no puede ser que tengamos calles con nombres de plantas y flores, con tanta gente que tanto hizo por Comodoro Rivadavia”, rezonga.

Apelando a su costado político, el ex concejal habla en extenso de las bondades y los logros que entiende que las distintas gestiones justicialistas concretaron por y para Comodoro.

Pensando en sus vecinos en general dice que espera que “este nuevo aniversario de nuestra querida ciudad nos encuentre unidos en la búsqueda de seguir compartiendo el trabajo y perfeccionando, en las próximas elecciones, esta democracia que supimos conseguir”, completa Gamboa, uno de los militantes y dirigentes con más historia dentro del justicialismo de Comodoro Rivadavia y la provincia en su conjunto.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico