Garré reconoció ayer que dos aviones casi chocan y se estrellan en Ezeiza

La ministro de Defensa, Nilda Garré, intentó ayer a la tarde explicar cómo funciona el sistema de control aéreo que depende de su cartera y reconoció que luego de la caída del rayo en Ezeiza se encontró con que el radar afectado no contaba con los repuestos necesarios para su reparación y que incluso dos aviones estuvieron a punto de chocar en plena pista de ese aeropuerto.

Buenos Aires (C)
 “No hay repuesto para el radar, que es de 1970», señaló Garré visiblemente nerviosa al exponer ante la Comisión de Defensa del Senado Nacional y responsabilizó a los medios por la exposición que le dieron a los casos de «cuasi colisión» que se vivieron en las últimas semanas.
En tal sentido, Garré aclaró que «los daños, si bien existieron, fueron extremadamente reducidos», haciendo referencia a la rotura del radar que debería controlar el área Baires.
«Se fustigó por la falla en un pararrayos», dijo Garré en un clima caldeado por la presencia de gremialistas que quisieron participar del interrogatorios. También se encontraba en el recinto el ex piloto y cineasta Enrique Piñeyro, quien tampoco pudo efectuar preguntas a la ministro.
La funcionaria nacional estuvo siempre defendida por la senadora mendocina María Perceval, quien actuó como moderadora y hasta prohibía las preguntas incómodas de otros participantes de la sesión.
Sobre el choque que casi tiene lugar sobre la pista de Ezeiza, la ministro reconoció la existencia del hecho, pero responsabilizó a los «impulsores mediáticos de la inseguridad» la difusión de un caso que se debió, según la funcionaria, a un tema de «falta de concentración circunstancial».
Garré definió esa circunstancia como una «situación muy peligrosa», aunque se desligó las responsabilidades que se le imputan.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico