Gimnasia Indalo ahora quiere bajar al líder Regatas en casa

El “Verde” viene de obtener una trabajada victoria ante Sionista y va por su noveno triunfo consecutivo como local, el 18º en la temporada en esa condición, para mantenerse entre los ocho primeros. El conjunto correntino llega con una derrota frente a Lanús. Lleva tres caídas seguidas y se le acercó Peñarol.

Por Lorenzo Martins
l.martins@elpatagonico.net

Gimnasia Indalo recibirá hoy al líder Regatas Corrientes, con el objetivo de estirar su récord de local y esperar con al mejor ánimo los otros dos encuentros que le quedarán en casa, el próximo fin de semana.
El partido, correspondiente a la 26ª fecha de la segunda fase de la Liga Nacional, se jugará desde las 21:30 en el estadio Socios Fundadores, con el arbitraje de Pablo Estévez y Oscar Britez.
El “Verde” derrotó el último viernes a Sionista, por 94-89, en un partido donde llegó a ir ganando por 19 puntos y se le complicó en el final.
Fue el regreso a casa del equipo comodorense, que lleva 17 victorias y ocho consecutivas en el Socios Fundadores y le quedan tres partidos seguidos más de local.
Después de medirse esta noche con Regatas, el equipo dirigido por Miguel Volcan Sánchez recibirá a La Unión (viernes 22) y finalmente será anfitrión de Unión Progresista (domingo 24), para cerrar la segunda fase con cuatro compromisos sucesivos afuera.
El de hoy será un partido de mucho riesgo para el “Mens Sana”, que con el último triunfo alcanzó el octavo lugar, porque el cuadro conducido por el técnico comodorense Nicolás Casalánguida buscará recuperarse de tres derrotas seguidas.
Regatas (líder con 51,5 puntos), que en la octava fecha de esta segunda fase venció a Gimnasia por un ajustado 81-80 en Corrientes, viene de caer 71-58 frente a Lanús, en Buenos Aires, y le permitió a Peñarol (50) acercársele peligrosamente.
Con jugadores de gran nivel como Paolo Quinteros y Federico Kammerichs, el “Fantasma” intenta equilibrar su juego ante las ausencias de los lesionados Miguel Gerlero y Tony Washam, en un torneo donde las rachas asoman como vitales.
Más que nunca, el “Verde” deberá estar alerta en todo momento, para salir airoso ante un rival que, por el hecho de llegar herido, puede resultar más peligroso.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico