Gimnasia Indalo tuvo que trabajar muchísimo para vencer a Boca

En un juego muy cerrado, pero que el “Verde” definió bien en el final, el conjunto de García superó al “Xeneize” y se apresta para recibir a Peñarol el jueves. De los Santos fue el goleador del local con 14 puntos. En el encuentro por la Liga de Desarrollo, el “Mens Sana” cayó 83-74.

 En un partido que comenzó de una forma y terminó de otra, Gimnasia Indalo se quedó con un triunfo 79-66 ante Boca Basket, en un partido por una nueva jornada de la Liga Nacional de Básquetbol.

El juego disputado en el Socios Fundadores, fue dirigido por Fernando Sampietro y Rodrigo Castillo. El mismo, tuvo parciales por cuarto de juego de: 16-23, 32-34 y 54-53.

En el inicio del primer juego del 2015, el “Verde” ingresó dormido al campo de juego que en contraposición, tuvo a Boca bien metido y con una idea de juego definida. En ese contexto, la visita arrancó con una ofensiva poderosa mediante la buena conducción de Jonatan Treise.

A su vez, el local lució mal en ofensiva, con una baja conducción de De los Santos, mientras que Clancy tampoco pudo aportar su poderío en ambos tableros. Así, el “Xeneize” administró bien su juego, aprovechó cada falencia local aunque nunca pudo escaparse lejos en el resultado.

El segundo parcial fue una continuidad porque el “Mens Sana” siguió liviano, sin efectividad en los intentos desde el perímetro. García tuvo que pedir minuto, y en el tramo final con algunas variantes pudo acortar la distancia ante un equipo de Rolando Córdoba, que rotó mucho también en sus hombres y bajó el nivel. Kenneth Mitchell aportó con juego y actitud y supo levantar a sus compañeros, para ponerse muy cerca en el entretiempo, en el momento más picante.

En la vuelta al complemento, Gimnasia Indalo entró muy enchufado, con la mayoría de sus jugadores recuperando el nivel que saben tener regularmente, y con un parcial 8-0 pasó al frente.

No obstante, ese rumbo arrollador se aplacó y el juego entró en el terreno del ida y vuelta, con muchas anotaciones y defensas endebles. En ese contexto, Scala tuvo que abandonar el partido por cinco faltas, quedando sólo De los Santos en el armado. Esa acción tuvo su incidencia y Boca lo aprovechó para irse casi empatado.

En el último parcial, nuevamente el “Verde” salió metido en un partido muy chivo, sacó una diferencia de 7 y así fue regulando, ante la presión del “Xeneize”, que hizo un partido demasiado complicado en el Socios Fundadores.

De los Santos, con cuatro faltas, fue atacado constantemente, teniendo en cuenta que García no tenía suplente natural en su posición, lo que fue una complicación para el local, que supo diagramar el juego en los minutos y se quedó con un triunfo muy trabajado.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico