Gimnasia vivió un fin de semana soñado y entró en zona de playoff

Primero le había ganado a Estudiantes en tiempo suplementario por 95-86, tras haber empatado en un partido muy parejo en 77. El domingo a la noche superó a Independiente 67-57 y con esas dos victorias, el ‘mens sana’ trepó al duodécimo lugar de la tabla. El viernes recibe a Quimsa y el domingo a Atenas.

"Y vamos a luchar y tratar de traernos un partidito», había dicho el entrenador Fernando Duró luego de la derrota que Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia sufrió ante Obras Sanitarias por la Liga Nacional de Básquetbol.
Sin embargo, al equipo que conduce le fue mucho mejor de lo que esperaba porque no sólo se trajo el triunfo de Bahía Blanca ante Estudiantes (96-87), sino que también logró otra vital victoria en Neuquén ante Independiente por 67-57, dos rivales directos que luchan por la permanencia.
Esos dos triunfos, le permitieron a Gimnasia salir del último lugar -ahora está doce-, y al mismo tiempo entrar en la zona de playoff.
En el partido del viernes, ante el ‘Albo’, el equipo chubutense se quedó con el triunfo en el estadio Osvaldo Casanova, merced a la gigantesca tarea del ala pivote Jummy Boston, quien a pesar de regalar centímetros, se las ingenió para ser el goleador de ese partido con 30 puntos, con 14/14 en libres y 10 rebotes.
También fueron importantes los aportes de Bruno Ingratta, Charles Jones, Diego Prego, prácticamente de todo el equipo que lució así como quiere su entrenador, con un eficaz juego colectivo.
Dos días después, Gimnasia se presentó en La Caldera de Neuquén para enfrentarse con un Independiente que venía de ganarle a El Nacional de Monte Hermoso (80-75) y en el que hacía su debut, el ex Atenas de Córdoba, Terrell Taylor.
Otra vez en un juego asociado y con un interesante aporte de Ingratta y Matías Fioretti, ambos con 9 puntos, siendo el abanderado el alero Diego Prego, autor de 17 tantos, Gimnasia volvió a ganar fuera de casa.
Si el ánimo del plantel había cambiado cuando se le ganó a Peñarol de Mar del Plata, mucha mayor tranquilidad tendrán ahora los dirigidos de Fernando Duró que están tratando poco a poco de salir de los últimos lugares.
Y en este viaje que realizó potenció más sus posibilidades de seguir creciendo y porqué no meterse en un lugar para disputar los playoffs.
Los próximos desafíos serán Quimsa de Santiago del Estero y Atenas de Córdoba. A esos dos equipos los enfrentará el viernes y domingo en el Socios Fundadores.
Gimnasia tuvo un fin de semana perfecto, porque además de haber logrado dos triunfos fundamentales, perdieron los equipos que también luchan por salir del fondo de la tabla, algo que el ‘Verde’ ya lo hizo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico