Gobernadores piden que se retrotraiga la baja de Ganancias y la eliminación del IVA

A partir de las medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri para intentar frenar el traslado de la megadevaluación de la semana pasada a los precios, ayer gobernadores peronistas y de partidos provinciales consensuaron un documento. Le solicitan al Gobierno Nacional que retrotraiga el congelamiento de los precios de los combustibles, la eliminación del IVA en una serie de alimentos básicos y la suba del mínimo no imponible aplicada en el Impuesto a las Ganancias. Argumentan que no están en contra de esas medidas, pero que fueron adoptadas en forma unilateral. Advierten que si no obtienen respuestas, irán a la Justicia en "resguardo de las finanzas provinciales".

Representantes de provincias como Chubut; San Luis; Santa Fe; La Pampa; Río Negro; San Juan; Misiones; Salta y Santa Cruz, entre otras, se reunieron ayer por espacio de dos horas en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI), en Buenos Aires, donde coincidieron en que las decisiones económicas anunciadas la semana pasada por el presidente Mauricio Macri “no fueron consensuadas con los gobiernos provinciales” y amenazaron con “ir a la Justicia” en tanto sigan en pie.

El gobernador de Salta y precandidato a vicepresidente de Consenso Federal, Juan Manuel Urtubey, sostuvo: “hemos acordado un documento común donde solicitamos al Gobierno nacional que se retrotraigan las medidas anunciadas” y “ratificamos la importancia de que no disponga de las recursos que son de las provincias”.

“Seguimos dispuestos al diálogo y queremos que los recursos de cada una de las provincias sea respetado por el Gobierno nacional”, dijo y advirtió: “si no tenemos respuesta de parte de las autoridades iremos a la Justicia”.

“Si bien estamos supeditados a lo que plantea el Gobierno, tenemos un plan de acción que tiene que ver con garantizar los derechos de las provincias porque tenemos la obligación institucional de preservar esos recursos”, aseguró Urtubey. Destacó: “a más tardar, la semana que viene, vamos a estar viendo cómo continuar”.

DECISION UNILATERAL

El documento establece que los mandatarios provinciales “no” están “en contra de las medidas”, pero que fueron resueltas “en forma inconsulta, unilateral y sin tener en cuenta de dónde saldrán los recursos para afrontarlas”.

“Nos hace compartir esos costos fiscales al no disponerse con ellas las compensaciones necesarias a las provincias generando un despojo de nuestros recursos y colocándonos en una grave situación de desfinanciamiento”, indica el texto.

Agrega que el Gobierno nacional “no puede disponer inconstitucionalmente” de esos recursos y que las juridicciones están en “grave peligro de no poder afrontar los gastos corrientes” lo que amenazará con “la paz social” por las “malas políticas económicas y financieras de las que las provincias no tenemos ninguna responsabilidad”.

Califican además de “arbitraria y perjudicial” las medidas y sostienen que dejan a las provincias al borde de una “crisis” que las obligaría a tomar acciones de tipo “excepcional” lo que “agravaría la situación del país”.

Del encuentro participaron los gobernadores de Chubut, Mariano Arcioni; San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Santa Fe, Miguel Lifschitz; de La Pampa, Carlos Verna; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de San Juan, Sergio Uñac; de Misiones, Hugo Passalacqua; de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el vicegobernador de Santa Cruz Pablo González, entre otros.

Passalacqua resaltó: “no vinimos a patalear sino a buscar soluciones” y planteó también que la defensa de los recursos de los provincianos se produce porque si no “estaríamos incurriendo en incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos”.

El gobernador de Río Negro dijo: “las regalías bajarían 1.000 millones de pesos de acá a fin de año por lo que seguramente vamos a pedir una compensación” y ratificó que Neuquén y Río Negro pidieron ante la justicia declarar “inconstitucional esta decisión” sobre el combustible.

En tanto, Lifschitz señaló: “las medidas son electoralistas y traerán algún alivio transitorio para la clase media y los trabajadores con el objetivo de mejorar el rendimiento del oficialismo. Se tomaron al calor de los resultados electorales sin medir las complicaciones que generan a las provincias”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico