Golpean con un rebenque a una anciana para robarle

Todavía no anochecía cuando un hombre y una mujer llegaron el martes hasta la vivienda de la víctima, de 83 años, haciéndose pasar por potenciales inquilinos. La golpearon con un rebenque y la amenazaron con un arma de fuego y un cuchillo. También le estrellaron la cabeza contra el bidet antes de dejarla encerrada en el baño.

 El martes a las 19:30, Angelina -de 83 años- fue salvajemente golpeada por una pareja de delincuentes en su casa de Kilómetro 3.

Su hija y su bisnieta contaron a Diario Patagónico que la mujer reside sola en una vivienda de la calle Lugones y que había publicado que alquilaba unas habitaciones.

De ese modo, el martes a la tarde-noche llegaron hasta la casa un hombre y una mujer que se mostraron interesados en el alquiler por lo que Angelina los hizo pasar. Cuando les dio la espalda, y los delincuentes se aseguraron de que no había nadie más, la atacaron a golpes.

La mujer empezó a castigar a Angelina con una especie de látigo, que según cree su bisnieta se trataba de un rebenque. Mientras que el hombre le pegó con el mango de un cuchillo y la amenazaba en forma constante con un arma de fuego.

Los delincuentes la llevaron hasta el baño en donde pensaron encerrarla, pero no pudieron hacerlo ya que la puerta no tenía llave.

Al empujarla la anciana cayó de una manera tal que la parte posterior de su cabeza golpeó contra el bidet. En ese momento, según les pudo contar luego entre sollozos a su bisnieta, escuchó cómo el delincuente le exigía a la cómplice que la matara. Sin embargo, la ladrona desistió. Le dijo a su pareja que no tenía ningún sentido hacerlo.

Angelina fue encontrada por su hija malherida. Es que llegó hasta la casa después de que no le contestara el teléfono. Se encontró con su madre en el suelo del baño ensangrentada y con distintos hematomas en el cuerpo.

Los delincuentes habían buscado dinero por todos los rincones de la vivienda. Le pedían “la plata, la plata”, que la víctima no tenía. “Mi mamá cobra su jubilación, nada más”, contó su hija.

AMENAZARON

CON VOLVER

Al no poder llevarse el dinero que buscaban, los ladrones revolvieron hasta los sillones. “Vamos a volver cuando cobres la jubilación”, la amenazó el delincuente.

Ayer a la mañana la familia de Angelina realizó la denuncia en la Comisaría Mosconi y la llevó al Hospital Alvear para que sea sometida a estudios de rigor.

Sobre el mediodía, a la mujer le practicaron una tomografía en el Hospital Regional. Es que según su bisnieta Micaela, Angelina sólo balbuceaba a raíz de la salvaje golpiza que incluso le dejó hematomas en el rostro y los ojos.

“Está todavía en estado de shock”, relató Micaela. “Le tiraron un poncho arriba y no pudieron dejarla encerrada porque no tiene llave (el baño). Decían carguemos todo, carguemos todo. Y la mujer decía no se puede”, narró.

Los delincuentes escaparon en una camioneta, ya que la víctima los había visto llegar en ese vehículo.

“No le pudieron llevar nada, solo lo hicieron para hacer daño, pero no se entiende cómo pueden golpear así a una persona mayor. Le pegaron a más no poder. Es cada vez más indignante, yo me puedo defender, pero una anciana no puede, ella es gente de trabajo” reclamó indignada su bisnieta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico