Golpean y le cortan el rostro a un adolescente durante un asalto

Un joven de 17 años fue víctima de un violento robo durante el mediodía del martes en la avenida Juan XXIII. Fue abordado por dos ladrones que lo golpearon y le provocaron cortes en el rostro con un cuchillo. Se alzaron con su teléfono celular y la billetera. La policía detuvo a los sospechosos a pocas cuadras. La Justicia ayer los liberó.

El golpe delictivo se registró a las 12:40 del martes cuando la víctima caminaba sobre la avenida Juan XXIII y Charrúas del barrio José Fuchs. Se trata de un sector muy transitado pero poco les importó a delincuentes.

Primero lo tomaron a golpes de puño para reducirlo y después uno de los individuos lo atacó con un cuchillo para asestarle cortes en una de las cejas y en la cara, precisaron fuentes policiales a El Patagónico. Los asaltantes le quitaron el teléfono celular y la billetera para luego huir.

Por el lugar pasó un patrullero de la Seccional Cuarta y asistió al adolescente herido que fue llevado a la guardia del Hospital Regional y se dio intervención a la Seccional Tercera. Mientras tanto, los suboficiales Cristina Gudiño y Maximiliano Zasso salieron a recorrer la zona a bordo del móvil 653 y al llegar a Estados Unidos y Liniers dieron con los presuntos autores.

Los sospechosos quisieron escapar, pero terminaron reducidos. En su poder tenían las pertenencias de la víctima.

Los presuntos autores fueron identificados como Natan Morales, de 18 años, y R.R., de 17.

Los detenidos, durante la jornada de ayer. fueron sometidos a la audiencia de control de detención en la Oficina Judicial, donde la jueza penal Gladys Olavarría declaró legal la detención solicitada por la funcionaria fiscal Mariela Stange.

Ella le imputó el delito de robo agravado por el uso de arma blanca, en grado de tentativa.

Mientras, el defensor público Ariel Quiroga y la asesora de menores argumentaron que sus defendidos no tenían antecedentes penales. También expusieron que al tratarse de un intento de robo la pena máxima sería de dos años y medio, la cual sería de cumplimiento condicional.

La magistrada formalizó la investigación por el delito solicitado por la Fiscalía y dictó presentaciones periódicas de los imputados ante la autoridad judicial por tres meses y prohibición de acercamiento hacia a la víctima.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico