Gran Bretaña le volverá a vender armas a Argentina

Ese país levantó una restricción que había impuesto en 2012 a partir de los reclamos del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner por las Islas Malvinas, una demanda de soberanía que menguó con la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia.

Por primera vez en seis años empresas británicas volverán a vender armamento a la Argentina, en medio de una mejora de las relaciones entre Londres y Buenos Aires, enfrentadas por el histórico conflicto por las Islas Malvinas.

El Gobierno del Reino Unido había impuesto restricciones a la exportación de armamentos y bienes de uso dual (militar y civil) para uso de las Fuerzas Armadas de Argentina en 2012, en medio de una escalada de tensiones con la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Pero tras el acercamiento con Mauricio Macri, electo en 2015, las relaciones entre ambos países cambiaron y en mayo, el canciller británico Boris Johnson incluso visitó Buenos Aires.

El parlamentario y ministro de Estado para Europa y las Américas, Alan Duncan, indicó en un comunicado: “luego de desarrollos positivos, el Gobierno (británico) cree que es apropiado levantar las restricciones adicionales impuestas en 2012, según reporta el Daily Mail.

De acuerdo con el texto firmado por Duncan, estas restricciones se impusieron “en un momento en el que el Gobierno argentino estaba escalando acciones apuntadas a dañar los intereses económicos de los isleños”.

“Desde la elección del presidente Macri en diciembre de 2015, la relación del Reino Unido con la Argentina ha mejorado”, indicó Duncan, ministro del gobierno de la premier Theresa May.

El también parlamentario agregó, sin embargo, que algunas restricciones a la venta de equipos que podrían “ampliar” las capacidades militares de Argentina seguirán activas.

Por el contrario, si las exportaciones apuntan a las capacidades existentes, es decir para el mantenimiento de los equipos, serían aprobadas, señala el Daily Mirror.

De esta forma, la entrega de licencias para exportación se evaluará “caso por caso” y “siempre que no sea considerado en detrimento de los intereses en Defensa y Seguridad del Reino Unido”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico