Grecia encara una elección que interesa a toda la Unión Europea

Casi 10 millones de griegos votarán hoy para decidir los 300 escaños de su parlamento. Alexis Tsipras, líder de la coalición que según los últimos sondeos alcanzará la victoria frente al conservador partido de la Nueva Democracia, aclaró que un gobierno izquierdista reconocerá los objetivos fiscales fijados por los tratados europeos, pero no los acuerdos firmados por el actual ejecutivo.

En la jornada de reflexión previa a las elecciones generales de hoy en Grecia, el candidato izquierdista Alexis Tsipras dijo que se pondrá corbata “cuando haya una quita de la deuda griega” y el conservador Antonis Samaras se mostró confiado de un triunfo “gracias al apoyo de los indecisos”.

Casi 10 millones de griegos votarán hoy para decidir los 300 escaños de su parlamento, en una jornada electoral que comenzará a las 7 y terminará a las 19 (2 a 14 de Argentina) y que es crucial tanto para Grecia como para sus socios Europeos.

El favorito para ganar estas elecciones es el izquierdista Syriza, coalición liderada por Alexis Tsipras, que según los últimos sondeos alcanzará la victoria frente al conservador y gubernamental Nueva Democracia con un margen de entre el 5 y el 10%.

Tras una campaña electoral polarizada, los líderes políticos griegos dedicaron la jornada de reflexión a reuniones informales con los periodistas y a visitas a los centros electorales de sus partidos.

“Las mejores decisiones se toman consultando la almohada”, contestó Tsipras a la pregunta sobre la persona que su partido propondrá tras las elecciones como candidato a la presidencia de la República, elección que fue el detonante de esta convocatoria electoral.

Al ser consultado sobre si llevará corbata cuando sea primer ministro, Tsipras contestó que la llevará “cuando haya una quita de la deuda griega”.

Los últimos sondeos dan a la formación que lidera Tsipras una intención de voto de entre el 30 y el 35%.

En tanto, el primer ministro griego, Antonis Samaras, se mostró confiado en obtener una victoria mañana ayudado por “el 14% de los indecisos”.

Samaras visitó la carpa que tiene instalada su partido en la céntrica plaza Syntagma, frente al Parlamento, donde un centenar de militantes y varios periodistas lo estaban esperando.

“Somos fuertes. El 14% de los indecisos está con nosotros”, pronosticó Samarás pese a que las encuestas no lo acompañan.

Mientras, el líder del socialdemócrata Pasok y vicepresidente del Gobierno, Evangelos Venizelos, acudió a un restaurante frente al mar donde tomó ouzo (licor típico griego), en Salónica, donde se presenta como candidato.

Venizelos pidió a los griegos que voten con sangre fría y que reflexionen sobre su voto.

Todos los candidatos cerraron su campaña el viernes y se preparan para una elección de gran importancia para Grecia y toda Europa porque podrían modificar el escenario actual según la relación que un eventual gobierno de Syriza plantee frente a los organismos internacionales de crédito.

El acto de cierre de Samaras fue en un polideportivo de las afueras de Atenas, frente a unos 5.000 seguidores.

Samarás aseguró que el gobierno terminará antes de fin de febrero las negociaciones con la troika de acreedores y que, una vez concluida la evaluación del programa de rescate, Grecia recibirá el crédito reforzado acordado con los socios y se beneficiará de la compra de bonos anunciada el jueves por el Banco Central Europeo (BCE).

Al igual que durante toda la campaña, criticó Tsipras por “no querer salir del rescate”, ni querer el dinero o las inversiones, informó la agencia EFE.

LO QUE SE VIENE

Tsipras, rodeado de 10.000 seguidores, buscó neutralizar la incertidumbre de un cambio abrupto en el panorama económico e hizo hincapié en que un futuro gobierno suyo reconocerá los objetivos fiscales fijados por los tratados europeos.

Su cierre de campaña fue el jueves en una plaza del centro de Atenas, donde pidió que lo voten para asegurarse la mayoría absoluta en las elecciones del próximo domingo y devolver así a Grecia “la autonomía en Europa”.

“Una mayoría absoluta de Syriza traerá consigo la autonomía de Grecia en Europa. Necesitamos la mayoría absoluta para asegurar la salvación social y para restaurar la dignidad”, señaló.

En una entrevista con los canales de televisión, Tsipras aclaró que un gobierno izquierdista reconocerá los objetivos fiscales fijados por los tratados europeos, pero no los acuerdos firmados por el ejecutivo anterior con la troika porque, dijo, “la austeridad no está en los tratados” de la UE.

El tercer lugar se lo disputarán el partido centrista To Potami (El Río), que, según las encuestas, recibe entre el 5,1% y el 7% de los votos, y el partido neonazi Amanecer Dorado, entre el 5% y el 6,8%.

Muy cerca estarán los socialistas del Pasok. Su líder, el actual ministro de Exteriores Evangelos Venizelos, advirtió contra la posibilidad de que “el tercer mandato de gobierno vaya para Amanecer Dorado”, y acusó al centrista To Potami de no “ser un partido, sino una unión con ideas completamente diferentes sin denominador común”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico