Greenpeace, por el cambio de lámparas en edificios públicos

Buenos Aires (Télam)
La organización Greenpeace reclamó ayer el reemplazo de lámparas incandescentes por focos de bajo consumo en los edificios públicos de las ciudades de Buenos Aires, Córdoba y Rosario durante el primer semestre del año.
Bajo la consigna “Maldita bombita”, Greenpeace lanzó una campaña denominada de “eficiencia energética” y destacó que aún muchos edificios públicos continúan iluminados por lámparas incandescentes.
Esta mañana, activistas de Greenpeace ingresaron al edificio de la Casa de la Cultura del Gobierno porteño, en Avenida de Mayo y Perú, y cambiaron 70 lámparas incandescentes por focos de bajo consumo.
“La eficiencia energética es la respuesta más rápida a la demanda de energía y el camino más eficaz para reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera”, consideró la coordinadora de la Campaña contra el Cambio Climático, Rosario Espina.
Espina explicó que “las lámparas de bajo consumo ofrecen la misma iluminación consumiendo un 75 por ciento menos de energía”.
La organización sostuvo que “exige la prohibición total de lámparas incandescentes para el 2010”, y señaló que “el sector público debe ser el primero que reemplace el 100% de estos dispositivos de iluminación”.
En este sentido, propusieron como primer paso “que todos los edificios públicos en la Ciudad de Buenos Aires, Rosario y Córdoba realicen un completo reemplazo de lámparas por las de bajo consumo durante el primer semestre de 2008”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico