Gremios de la pesca plantearán a Buzzi su preocupación por el menor cupo de merluza

Dirigentes locales del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y la Asociación de Capitanes y Pilotos de Pesca se reunirían antes del fin de semana para definir el planteo que realizarán al intendente Martín Buzzi. Los representantes sindicales temen que el menor cupo de merluza asignado a Chubut este año repercuta en una disminución de la actividad laboral y afecte a los trabajadores del sector, al justificar despidos.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación dictó la Resolución 65/07 por la que se distribuyen los cupos de merluza hubbsi para el año 2008. La reducción de la captura máxima permisible orilla el 20%, pasando de 340.000 toneladas en 2007 a 270 mil en 2008, 207 mil al sur del paralelo 41S y 63 mil al norte. Un colaborador del STIA sostuvo que hasta la actualidad la actividad en las plantas no se vio resentida, aunque la flota demuestra una menor actividad que el año pasado, cuando en el primer trimestre de cada año debería suceder lo contrario, por la cercanía del recurso respecto al puerto local, según explicó.
“No queremos que lleguen a agotar el cupo, se queden sin materia prima y para achicar los gastos empiecen a echar personal”, sostuvo el referente gremial, precisando que hoy las plantas en tierra emplean en Comodoro entre 900 y 1.000 personas, quienes tienen garantizado un salario cercano a los 1.400 pesos cuando la falta de materia prima en las plantas los deja sin actividad.
“Le vamos a manifestar al intendente nuestra preocupación, para que se tomen las precauciones necesarias antes de que haya un problema social, porque sabemos que para muchas empresas los trabajadores somos la moneda de cambio en las malas, cuando nunca en las buenas reparten los beneficios”, agregó.

MARINEROS
Por su parte, el delegado local del SOMU, Daniel García, ratificó que los gremios en conjunto realizarían una presentación ante el intendente Martín Buzzi, aunque dijo que antes de reunirse con el STIA definiría una postura común con el dirigente de la Asociación de Pilotos y Patrones de Pesca, David Rivera. García manifestó la necesidad de que las empresas diversifiquen su actividad para sostener las fuentes de empleo mientras la recuperación de la merluza amerita que se sigan imponiendo restricciones a la pesca, tal como prevé hasta el 2012 la resolución 65 de la Secretaría nacional.
Los marineros afiliados a la delegación local del SOMU son cerca de 420, y entre ellos, alrededor de 250 los que habitan en Comodoro. A sabiendas de que el cupo asignado permitiría realizar a cada buque entre seis y siete viajes por trimestre, García se manifestó preocupado frente a la evidencia de que un barco de Barillari, por ejemplo, ya salió cinco veces en lo que va de enero, y se preguntó cuál será la suerte de los trabajadores embarcados y en tierra cuando el cupo asignado a la empresa se agote.
Por otra parte, García se manifestó interesado por conocer el proyecto que la nueva gestión municipal tiene para el puerto, temiendo que se convierta progresivamente en una terminal sólo utilizada por la industria petrolera, mientras se propiciaría que la actividad pesquera se concentre en otros puertos, como el de Camarones por ejemplo. Además, García reclamaría al intendente precisiones sobre una supuesta iniciativa que alentaría el arribo de buques poteros a Comodoro, para que realicen aquí la descarga del calamar capturado en aguas internacionales.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico