Guía para prevenir la fiebre amarilla

La Argentina registró los dos primeros casos fatales por fiebre amarilla, según informó hace unos días el Ministerio de Salud de La Nación. Otros cinco turistas siguen internados. Aquí, una guía con tips preventivos.

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que sólo se contagia mediante la picadura de una especie de mosquito que previamente ha picado a una persona enferma. No todas las especies de mosquitos contagian la fiebre amarilla. Puede ser grave e inclusive provocar la muerte, pero se puede prevenir de manera eficaz mediante la vacunación.

Los síntomas iniciales pueden ser similares a los de una gripe causando fiebre alta, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y dolores musculares. El paciente puede también sufrir el rasgo característico de la enfermedad: Ictericia (coloración amarilla de la piel). Los casos graves pueden causar trastornos renales, hepáticos y cardíacos fatales.

No existe un tratamiento específico para la enfermedad, sino que consiste en controlar los síntomas y limitar las complicaciones.

Es necesario conocer cuáles son las zonas donde el riesgo de contraer Fiebre Amarilla existe y hacer la consulta médica para aplicarse la vacuna, por lo menos 10 días antes del viaje (es el tiempo que tarda en producir el efecto protector). Se debe consultar también porque hay situaciones y edades donde la vacuna está contraindicada.

¿DONDE, CÓMO Y CUANDO?

En Cuidad de Buenos Aires la vacuna se aplica en Sanidad de Fronteras y en el Hospital Muñiz. Se debe concurrir con DNI y se les expedirá un Certificado Internacional de Vacunación (que tienen un formato obligatorio). El mismo podrá ser exigido en el país de destino o en alguna escala del viaje. La vacuna también se aplica en las Delegaciones Sanitarias de las distintas jurisdicciones o los Centros Privados Especializados en Vacunación.

Ante los recientes casos de viajeros que adquirieron la enfermedad en Brasil, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda la vacunación a quienes viajen a las siguientes zonas de riesgo:

Estado de Río de Janeiro (especialmente Ilha Grande en el municipio de Angra dos Reis)

*Estado de Minas Gerais

* Estado de San Pablo

* Estado de Espíritu Santo

* Estado de Bahía

Además en este momento los ciudadanos argentinos que viajen a los siguientes países de América deben presentar obligatoriamente el certificado de vacunación contra Fiebre Amarilla (esto es porque nuestro país tiene una pequeña zona en Misiones donde existe la enfermedad y eso llevó a que el país esté registrado internacionalmente como endémico para esa enfermedad):

* Bolivia: exige certificado de vacunación contra fiebre amarilla a extranjeros que ingresen a Chuquisaca, La Paz, Cochabamba, Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando.

* Colombia: exige certificado de vacunación contra fiebre amarilla para el ingreso de extranjeros mayores de 1 año y menores de 60 a Sierra Nevada de Santa Marta, parque Tayrona y áreas selváticas del país en los Departamentos de Meta, Guaviare y Amazonas.

* Costa Rica: obligatoria en todos los viajeros procedentes de un país en que existe la fiebre amarilla (endémico).

* Guyana: si bien no se requiere obligatoriamente certificado contra fiebre amarilla a turistas, dado que la malaria y la fiebre amarilla son endémicas, se recomienda prevención.

* Honduras: el Gobierno hondureño dispuso la obligatoriedad de la vacunación contra dicha enfermedad a los residentes en la Argentina que pretendan ingresar a Honduras.

* Perú: requiere certificado de fiebre amarilla a los pasajeros cuyo destino final sea la selva peruana, independientemente de su procedencia.

Para visitar algunas Islas del Caribe como Aruba, Barbados, Vírgenes, Bahamas, Antillas Holandesas, etc. también deben presentar obligatoriamente el certificado de vacunación contra Fiebre Amarilla.

Fuente: ASSIST CARD

repelente

Aunque el turista reciba la vacuna, siempre es conveniente que tome todas las medidas posibles para evitar picaduras de insecto (repelente, ropa adecuada, mosquiteros, lavado de ropa con permetrina). Es ideal consultar sobre el tipo de repelente adecuado y cómo usarlo cuando se utiliza junto con un bloqueador solar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico