Guinle impulsa rechazo de referéndum de Malvinas

El senador nacional Marcelo Guinle impulsa el rechazo del Congreso del referéndum realizado en las Islas Malvinas porque el mismo es “violatorio a las resoluciones emanadas de las Naciones Unidas” y es un claro acto de “mala fe”. El proyecto será tratado mañana.

A través de un proyecto presentado en la Cámara Alta, el senador chubutense Marcelo Guinle, impulsa el rechazo del Congreso Nacional al referéndum convocado por el Reino Unido en las Islas Malvinas para que los isleños se manifiesten a favor o en contra de considerarse un territorio autónomo del Reino Unido, en virtud de que el mismo “resulta violatorio a las resoluciones emanadas de las Naciones Unidas en lo referente a la disputa de soberanía y a los principios del Derecho Internacional”.

La iniciativa del legislador chubutense, que prevé ser tratada mañana en una sesión especial convocada a pedido del Frente Para la Victoria, la UCR y el FAP, destaca que la postura británica “no encuentra sustento en ninguna de las 40 resoluciones de las Naciones Unidas sobre la cuestión de las Islas  Malvinas”, la cual es considerada como un caso especial y particular de descolonización en el que se reconoce la existencia de una disputa de  soberanía que debe ser resuelta por negociaciones bilaterales, teniendo en cuenta los “intereses” (no los “deseos”) de los habitantes de las Islas.

 “La Asamblea General expresamente rechazó, en dos oportunidades en 1985, propuestas británicas para incorporar el principio de libre determinación en el proyecto de resolución sobre la cuestión de las Islas Malvinas, toda vez que la resolución 1514 de las Naciones Unidas, que acordó a los pueblos coloniales el derecho de independizarse, no es de aplicación en el caso de territorios ocupados ilegalmente -a la fuerza- por una población trasplantada, tal el caso de las Islas”, señaló Guinle.

MALA FE

“Este nuevo intento británico de manipular la Cuestión Malvinas, a través de una votación de la población que implantó en las Islas, aparece a todas luces como una nueva muestra de mala fe e irresponsabilidad, que lejos de buscar una solución justa y definitiva para la problemática, genera nuevos escollos al camino señalado reiteradamente por la Organización de Naciones Unidas”, agregó.

Para Guinle, el Reino Unido introduce, a través del referéndum, “un nuevo elemento orientado a distorsionar la definición que el derecho internacional hace de la controversia”, que se refleja, a su vez, en reiterados pronunciamientos de la comunidad internacional.

“Si bien nuestro país no renuncia a un diálogo permanente y constructivo con el Reino Unido, que permita llevar adelante todas las negociaciones necesarias para alcanzar una solución justa y definitiva para la problemática -con el fin último de recuperar dichos territorios con el ejercicio pleno de la soberanía, en los términos de la cláusula transitoria primera de la Constitución Nacional-, es evidente que no puede permanecer impasible ante medidas unilaterales de las características señaladas”, puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico