Gutiérrez: “No sé qué es lo que reclama esta gente, deberían ser buenos perdedores”

El secretario general del Sindicato de Vigiladores, Julio Gutiérrez, comentó que los manifestantes no fueron despedidos sin causa “ellos rechazaron tres propuestas laborales, porque querían ser petroleros”, dijo y destacó que “no entiendo el reclamo que hacen”.

En horas de la mañana de hoy, un grupo de desocupados se manifestaron en las afueras de la Administración de YPF, ubicada en KM 3, en reclamo de fuentes laborales aduciendo que fueron despedidos sin justa causa. Al respecto, el secretario general del Sindicato de Vigiladores, Julio Gutiérrez, expresó que “no fueron despedidos, ellos no querían trabajar porque su aspiración era ser petroleros”.

En este sentido, Julio Gutiérrez, declaró que “estas 15 personas no sé qué es lo que están reclamando, deberían aprender a ser buenos perdedores”.

“Ellos nunca fueron despedidos, simplemente no aceptaron la nueva propuesta laboral que se les hizo de cambiar de empresa porque lo único que querían era ser petroleros, fueron tres propuestas de trabajo las que rechazaron”, dijo en comunicación con Patagónico.net.

De esta forma, el gremialista señaló que “desestimaron totalmente todo lo que el gremio hizo por ellos, porque se trabajó por todos los medios posibles, se movió toda la estructura sindical para que tengan continuidad laboral”.

Asimismo, Gutiérrez manifestó que “todas estas personas que ahora reclaman trabajo, el año pasado se metieron en una interna del gremio petrolero, le hicieron la campaña a Mario Mansilla y como perdió las elecciones se quedaron sin nada”.

También destacó que como no querían bajo ningún punto de vista trabajar para otra empresa “porque no entendían que G4S Soluciones de Seguridad perdió el servicio de YPF”, no quedó otra solución que mandarles el preaviso de despido. En tanto añadió que “se les pagó la indemnización y la liquidación correspondiente, incluso se les siguió pagando el sueldo 2 o 3 meses más, lo correspondiente a los meses de preaviso y que rondaba aproximadamente los $12.000”.

“Esta gente atenta contra la estabilidad laboral porque rechazaron el ofrecimiento de tener una continuidad de trabajo”, finalizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico