Había que elegir entre la medicina y la redonda

Oscar Cadars recuerda como si fuese ayer su llegada a Comodoro Rivadavia y su posterior incorporación como entrenador de Huracán.
Tenía dos pasiones diferentes y en ese momento debió elegir. Se había especializado en análisis clínicos y a la vez le tiraba el fútbol.
«Me estaba por retirar y justo me vine a Comodoro donde apareció la gente de Huracán para que los dirija. Tuve que elegir si seguía como médico o me dedicaba al fútbol», comenta con una amplia sonrisa.
Sin dudas se quedó en el Sur para desempeñarse como DT en el ‘Globito’ a quien dirigió en el Nacional de 1971 y luego en 1976 enfrentando a varios equipos importantes del país. Después se fue a Unión de Santa Fe y de ahí a Colombia.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico