Habló la tía del agresor: "Para mi tenía un brote psicótico"

La mujer dio detalles sobre la personalidad de su sobrino y reveló que el cuchillo que usó agresor era el que usaba en su casa en la cocina.

Alejandra, tía de Sebastián Villarreal, el joven de 30 años que ayer atacó con un cuchillo a dos mujeres en una escuela de danza en Belgrano, se mostró sorprendido por lo que pasó y aseguró que “no es una persona violenta”.

"Tenía una vida normal, nunca se peleó con nadie, por eso no nos imaginamos que fuera hacer algo así", dijo la mujer en diálogo con C5N. Sin embargo, reveló que en el último tiempo se mostró afectado por el encierro aunque no estaba bajo ningún tratamiento psicológico o psiquiátrico.

"Marcos, su hermano, notó que hablaba solo y él pensaba que era por el encierro. Son chicos deportistas, son chicos re sanos. Para mi tenía un brote psicótico", aseguró la mujer. "La mamá está internado en un psiquiátrico", añadió.

Sobre la personalidad del joven, Alejandra insistió que "él no contaba nada y que nunca mostró señas de ser una persona agresiva". Además reveló que Sebastián empezó a ir a la clases en la hace poco, pero que ya había tomado clases en otras escuelas.

La mujer reveló además que el cuchillo que usó Sebastián, lo había sacado de su casa. "Era el cuchillo de la cocina, ayer cuando Marcos vió eso se sorprendió", dijo.

El ataque

El hecho ocurrió este martes en El Club de Danza, ubicado en Federico Lacroze y 11 de septiembre. Sebastián Damián Villarreal, 30 años, obsesionado con una profesora del local: Julieta Anton, de 26 años, ex integrante de ShowMatch -hizo dupla con Federico Bal y la apuñaló varias veces. También atacó a la dueña del local .

El desenlace de la violenta situación fue registrado por uno de los testigos que miraban atónitos lo que sucedía desde la calle. En el video se observa al agresor sostener un cuchillo de carnicero en su mano derecha antes de recibir el balazo.

Villareal, quien fue baleado por la policía, sigue internado y con custodia policial en el Hospital Tornú, fuera de peligro por el disparo que recibió en un glúteo, pero con un “brote psicótico”.

“Los médicos informaron que estaba fuera de sí, en un brote que le impedía incluso ser notificado de la imputación que hay en su contra”, comentó uno de los investigadores del caso.

Por este motivo, el fiscal ordenó un estudio médico interdisciplinario para evaluar el estado de salud mental del acusado y conocer si está en condiciones de ser indagado o si se trata de una persona inimputable, publicó Minuto Uno.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico