Habrá dos husos horarios en el país

La Argentina tendrá desde el próximo 21 de enero dos husos horarios tras la decisión anunciada por el gobierno de la provincia de San Luis de dejar sin efecto en ese distrito el adelantamiento de una hora dispuesto a nivel nacional para ahorrar energía.

San Luis, gobernada por el peronista opositor Alberto Rodríguez Saá, retornará al huso horario que regía hasta el 29 de diciembre pasado a nivel nacional, cuando el Gobierno lo adelantó sesenta minutos para paliar el déficit energético.
El gobierno provincial consideró que la medida dispuesta por la presidente Cristina Kirchner no representó cambio alguno en el consumo energético de San Luis y por eso dispuso que volverá al huso anterior.
Varias provincias de la región cuyana habían manifestado sus reparos al adelantamiento de la hora como medida para aprovechar al máximo la luz solar, pero San Luis es el primer distrito en rebelarse contra la disposición federal.

MENDOZA
Mendoza, a principios de este mes, presentó un proyecto para retrotraer la hora. El martes se realizó una marcha multitudinaria de vecinalistas y comerciantes con el mismo reclamo. Sin embargo, el gobernador prefirió dejar sin efecto la iniciativa para no contradecir al Gobierno.
La ola de calor de los últimos días y el turismo, entre otros factores, provocaron que en Mendoza y en San Juan creciera el consumo energético a pesar del cambio horario dispuesto a nivel nacional, aunque el uso tiende a reducirse, informó ayer la empresa distribuidora Distrocuyo.
«En los primeros quince días del año en relación al mismo período de 2007 el consumo de energía creción un 4%», según jun comunicado de la empresa Distribución Troncal Cuyo (Distrocuyo).
Mario Cebreiro, de la transportadora, dijo en declaraciones a un canal televisión local que el consumo en la primera semana de enero de 2008 «aumentó un 6%, la segunda el 2%, dando un promedio para los primeros 15 días de 4%».
Cebreiro atribuyó el aumento a que «fundamentalmente hay un crecimiento vegetativo, es decir, mes a mes y año tras año la demanda va creciendo, es decir que hay un crecimiento que en Mendoza es, más o menos, del orden del 4%, sobre todo después de 2001 hasta acá».
También atribuyó el incremento de la demanda a «variaciones diarias que dependen mucho justamente de la temperatura, también de la luminocidad que haya en el ambiente y si uno enciende más o menos luces».
«Al nivel de actividad que se haga, si hay más gente de vacaciones o menos, si hay más personas que han venido de afuera» pero que hay muchos factores «que escapan a la posibilidad de analizarlos por nosotros», siguió enumerando el directivo de Distrocuyo.
En cuanto a la influencia del cambio de horario, Cebreiro manifestó que «lo que nosotros vemos inicialmente es que el horario de máxima demanda (eléctrica) de la noche se ha desplazado desde las 22 horas hacia las 23.30».

DEFICIT
Argentina enfrenta un déficit energético que intenta paliar mediante un plan de ahorro de energía que incluye, entre otros puntos, la distribución gratuita a la población de 25 millones de lamparillas de bajo consumo con el objetivo de lograr restar un 1% a la demanda energética nacional.
Las elevadas temperaturas que se registran durante el verano, que algunos días superaron los 40 grados de sensación térmica, están poniendo a prueba la resistencia del sistema, que ya acusó varios apagones en la Capital Federal, el Conurbano y en algunas provincias como Córdoba.
Además, unas diez ciudades del norte de Santa Fe están bajo un esquema de emergencia desde el miércoles por la salida de servicio de un transformador que derivó en un apagón generalizado en esa región provincial que afecta a unas 50.000 personas.
El apagón sucede al del martes en la provincia de Córdoba (centro) donde cerca de un millón de habitantes quedaron a oscuras en una jornada de agobiante calor que acentuó la demanda eléctrica y provocó el colapso del sistema de provisión.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico