"Habrá que discutir la formación de precios y márgenes de ganancias", advierte Cristina

La candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos planteó que en el próximo gobierno habrá que discutir "la formación de precios y márgenes de ganancias" ya que "ahora solo gana un grupo de empresarios que son amigos del gobierno". "La Argentina que viene es una Argentina compleja", advirtió cuando restan 35 días para las elecciones presidenciales.

En el mismo lugar donde en 2017 cerró su campaña para las elecciones legislativas donde se postuló como candidata a senadora nacional, Cristina Fernández de Kirchner regresó ayer al partido bonaerense de La Matanza para presentar su libro “Sinceramente” ante una multitud.

En el comienzo del acto se refirió a la crisis económica y le pidió al público “que no les hagan creer que esto es por la impericia o la incapacidad de un presidente”.

“Hay una tentación muy fuerte darle y darle a Macri. Que no les hagan creer que esto (en referencia a la crisis económica) es por la impericia o la incapacidad de un presidente. Que se hagan cargo los que levantaron las banderas de estas políticas durante años y hoy tenemos estas consecuencias”, afirmó.

A la vez, se refirió al aumento de las tarifas de los servicios públicos y a las empresas concesionarias: “Hubo rentabilidades brutales. En dos años una empresa tuvo 345 millones de dólares de ganancias. Si vos vendés iPhone, si vos vendés un invento que quiere todo el mundo, está bien que tengas esa ganancia. Pero cómo podés tener 345 millones de dólares de ganancia en un servicio que es público y además es monopólico”.

“No pueden aplicarse las reglas del mercado a un servicio público y encima monopólico. No es sensato. Esto también habrá que discutir”, agregó.

Asimismo, la expresidenta se refirió a los medios de comunicación y planteó: “yo creía que lo que decía determinado diario era palabra santa. La mayoría de la gente, que no les gusta la política, termina creyendo y se termina construyendo un personaje malvado con la gente. Y sin embargo, pudimos construir un espacio y hoy llevamos en nuestras listas a gente con la que tuvimos diferencias y nos criticó. ¿Qué más hay que probar de lo que estamos dispuestos a dar para construir un país diferente? ¿Qué más vamos a tener que hacer para mostrar que no somos lo que les contaron a los argentinos que éramos?”, se interrogó.

En ese sentido, agregó: “recuerdo crónicas donde decían ’Si no es ella, no es nadie’. ¿En serio creían que todo se agotaba en que yo quería ser candidata a presidente? Que chiquita serías Cristina si solo querías eso”.

ENDEUDADOS CON EL FMI

En otro tramo del acto, Cristina habló del acuerdo con el FMI y consideró: “no puede ser que siempre estemos discutiendo lo mismo. ¿Cómo pude ser que con una población de grandes recursos humanos estemos siempre en la misma situación? Tenemos que sentarnos y poner un punto final al endeudamiento. Tengo el registro de Raúl Alfonsín que le puso un punto final a los golpes de Estado. Este gobierno tiene que ponerle un punto final al endeudamiento y que nunca más nos vuelvan a endeudar”, argumentó.

La expresidenta también se refirió al cruce con Macri por el traspaso de mando y a un malentendido en torno al bastón presidencial.

“El año pasado un amigo cumplía 25 años de casado. Fue a verlo a Pallarols para que le hiciera una rosa de plata y él le contó que lo fueron a ver de la Presidencia, le dijeron que no querían recibir el bastón porque me lo había prestado para que le hiciera una macumba. Cuando decían que yo no había querido entregarle el bastón, ahora dicen que yo le había hecho una macumba. Todo esto corrobora la locura que significó el traspaso de poder”, cuestionó.

“Todos me preguntaban por qué no quise entregar el bastón. Querían que fuera a la Casa de Gobierno y yo decía que correspondía ir ante la asamblea del pueblo. La verdad que no me gustó nada que él ganara las elecciones. Y tan equivocada no estaba. Después me di cuenta por qué no querían hacer el traspaso. Quiero ver qué van a hacer ahora”, desafió.

el REGRESO DE CUBA

La candidata a la vicepresidencia en la fórmula que encabeza Alberto Fernández se presentó ayer en La Matanza, tras arribar el viernes por la madrugada al aeropuerto de Ezeiza proveniente de Cuba, donde pasó los últimos ocho días visitando a su hija Florencia, quien permanece internada allí bajo tratamiento médico.

Se trató del quinto viaje que realizó la exmandataria, aunque este tuvo la particularidad de ser imprevisto, al menos para los equipos que organizaban sus actividades de campaña.

Su presencia en La Matanza representó casi un acto de clausura de la Feria del Libro local que arrancó el pasado fin de semana y culmina hoy en la Plaza San Martín de San Justo.

Tras su acto en La Matanza, la exmandataria presentará el sábado que viene su libro en Salta, y el 14 de octubre encabezará otra charla de presentación en El Calafate. Mientras, el 17 de octubre recordará el Día de la Lealtad junto al peronismo pampeano.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico