Habrá un fuerte control para evitar la abstención en las urnas

La Justicia Nacional Electoral y el ministerio del Interior definieron importantes cambios para las primarias y las legislativas de este año. Listados con fotos, firma de padrones y un troquel como constancia son algunas de las modificaciones.

 Los jueces Santiago Corcuera, Alberto Dalla Vía y Rodolfo Munné decidieron que los listados de votantes tengan fotos, que los ciudadanos firmen el padrón luego de introducir su voto en la urna y como constancia reciban un troquel con un código de barras, que deberán conservar como prueba del sufragio.

Tras los comicios, la justicia electoral pasará un lector de barras sobre el código del troquel que identifica a cada ciudadano para asentar en un registro informático quién votó y quién no. De esta manera se conformará una base de datos para imponer sanciones a quienes no hayan cumplido con su deber cívico.

Los troqueles no entregados porque los votantes no se acercaron a las urnas serán devueltos con el padrón y la justicia electoral los escaneará. Esos datos conformarán una "base de infractores", a los que se multará.

  A esa base de datos también tendrá acceso el Poder Ejecutivo para que cada vez que alguien renueve el DNI o el pasaporte, verifique si votó o no. Las autoridades electorales ahora serán implacables, sostiene La Nación.

Además, se prevé que luego de las elecciones se publique una lista con los incumplidores, por lo que si el nombre del votante no aparece allí, se podrá tirar el troquel o quien lo haya perdido no tendrá inconvenientes.

En el que caso de que un ciudadano figure en el listado y haya votado, tendrá que presentarse con el troquel para justificar que efectivamente sufragó. Si lo hubiera perdido y figurara como infractor, las autoridades deberán encontrar el padrón original con la firma del elector para acreditar que votó y no ser multado.

 Por otra parte, los 11 millones de votantes que tienen el nuevo DNI aparecerán en los padrones con su fotografía, que será la misma imagen que tienen en el documento. Aquellos que aún posean el DNI viejo aparecerán en el padrón, pero sin foto.

Tengan o no foto en el padrón, todos podrán votar y el sufragio será válido siempre y cuando aparezca el nombre del elector en el listado. En caso de que existan dudas o no se corresponda la foto, será válido el nombre.

Las fotografías estarán en el padrón provisorio, tanto en su versión impresa como la que se podrá consultar por Internet a partir del 10 de mayo. Allí los ciudadanos podrán confirmar si sus datos son correctos y si se corresponde la imagen con el nombre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico