Hallan en Comodoro a una joven y su bebé buscadas en La Pampa

La mujer de 19 años y su pequeña hija de un año y medio eran buscadas por la policía de Santa Rosa desde el 13 de diciembre. Según se investiga habría sido obligada a viajar a esta ciudad. La pareja alquilaba una pieza en la calle Huergo casi Alsina. El hombre tenía pedido de captura y fue detenido.

La Brigada de Investigaciones de Comodoro Rivadavia, que dirige el detective Jorge Vistoso, logró dar ayer con el paradero de Cintia Beatriz González y su pequeña hija. Hace veintitrés días estaban ausentes de su hogar en la localidad pampeana de Toay, ubicada a unos 10 kilómetros de Santa Rosa.

Según la causa, la joven era víctima de violencia de género y presuntamente fue obligada a viajar a esta ciudad. Por esa razón, la justicia de Santa Rosa libró una orden de captura contra su pareja, Bienvenido Martín Carra Muñoz, de 25 años.

La investigación está a cargo del fiscal Carlos Ordás, con la intervención del área de la Mujer y de la Brigada de Investigaciones de la ciudad pampeana.

Antes de la desaparición de Cintia y su hija, Carra Muñoz permaneció una semana prófugo tras la denuncia por violencia de género que radicó la madre de la joven, Ana Asencio.

Frente a la presunción de que estaban en Comodoro Rivadavia, la Brigada de esta ciudad efectuó las averiguaciones necesarias para ubicar a la mujer y su beba.

La joven y su pareja alquilaban una pieza en un domicilio de Huergo 1227, casi Alsina, en la zona de La Loma, precisaron fuentes oficiales a este diario.

Alrededor de las 14 de ayer, los empleados policiales se presentaron en el lugar y detuvieron a Carra Muñoz sobre la calle. Fue alojado en un calabozo de la Seccional Tercera a disposición de la justicia pampeana. Durante la jornada de hoy arribaría una comisión policial para trasladar al detenido.

En tanto, la joven y su hija quedaron a la guarda en la Comisaría de la Mujer y también serán trasladadas a su ciudad natal.

Ambas se encontraban en perfecto estado de salud y a simple vista no se observaba que hayan sido maltratadas, indicó la policía.

Durante la última semana de noviembre. Cintia llamó a su madre pidiéndole ayuda “que él la había golpeado. La intentó ahorcar con un cable. Llegó con la nena desnuda porque la estaba bañando”, relató su madre a El Diario de La Pampa.

Al momento de ausentarse de su hogar, Cintia dejó una nota (escrita con su letra según reconoció su madre) en la que decía que se iba a comer a lo de una amiga. El mensaje resultó falso. Asencio relató que hubo violencia en el noviazgo, antes y después del nacimiento de la beba”. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico