Hallan dos nuevos documentos acerca de la vida de Cervantes

Antes de volcarse de lleno a la literatura, estaba encargado de aprovisionar a la Armada y los galeones de la Flota de la Carrera de Indias. Incluso se relaciona esa experiencia con la mención de las tierras sevillanas que hace en un pasaje de El Quijote donde describe a Sancho Panza.

Dos nuevos documentos inéditos hallados en el Archivo de Indias de Sevilla ofrecen datos biográficos de Miguel de Cervantes sobre su actividad recaudatoria en el antiguo reino de Sevilla y, por primera vez, lo ubican en las localidades de Osuna, Morón (Sevilla) y Villamartín (Cádiz).

Según informó la agencia EFE, estos documentos fueron encontrados por José Cabello Núñez, archivero municipal de La Puebla de Cazalla (Sevilla), siguiendo la pista de otros cuatro documentos inéditos sobre el autor del Quijote que ya localizó el año pasado.

El primero es la orden de pago firmada el 9 de noviembre de 1593 por Cristóbal de Barros, proveedor general de la Flota de Indias, dirigida al pagador Francisco de Agüero, para que este entregara al comisario Miguel de Cervantes 19.200 maravedíes.

Esa cantidad era el salario que debía percibir Cervantes por los 48 días que se ocupó -entre el 21 de febrero y el 28 de abril de 1593— en sacar trigo y cebada de municipios de la comarca de Sevilla para la provisión de la Armada y los galeones de la Flota de la Carrera de Indias y bajo el texto de la orden de pago se transcribe el segundo de los documentos hallados, el texto íntegro de la comisión del 21 de febrero de 1593.

Allí el proveedor considera a Cervantes una persona inteligente y de confianza para cumplir la comisión, y ordena a todas las personas que lo ayuden en todo lo que les pida.

Según Cabello Núñez, la importancia radica en que es la primera vez que Osuna, Morón de la Frontera y Villamartín aparecen citadas en documentación oficial como lugares que visitó Cervantes.

Y cuenta que en el capítulo 49 de la segunda parte del Quijote, titulado De lo que le sucedió a Sancho Panza rondando su ínsula, Cervantes menciona las perdices de Morón, “las cuales sin duda degustó en la visita de 1593”, subrayó el especialista.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico