Hay casi un millón de netbooks en las escuelas de todo el país

Un millón de netbooks estarán funcionando a fin mes en escuelas secundarias de todo el país, informaron ayer autoridades nacionales durante una recorrida por el centro logístico en la localidad bonaerense de Pablo Podestá, desde donde se distribuyen las computadoras.

Buenos Aires (Télam)

Totalmente personalizada, con una pantalla del alumno o del docente -según el caso-, y conectada a un servidor del colegio para poder trabajar en red, las maquinitas tienen un sistema antirrobo que además incentiva el presentismo y la finalización de los estudios de nivel medio.
“Estamos entregando más de 12.000 computadoras por día y a fin de mes pensamos llegar al millón de netbooks distribuidas a alumnos y docentes de escuelas secundarias de todo el país”, dijo Diego Bossio, director ejecutivo de la Anses, durante la visita al centro logístico ubicado en Podestá.
El objetivo de achicar la brecha digital entre todos los estudiantes del país se empezó a cumplir en abril de 2010, al ponerse en marcha un proceso en tres etapas, que finalizará en 2012 con la entrega de 3 millones de computadoras.
La ANSES, organismo encargado de garantizar que cada computadora quede vinculada a un alumno a través del CUIL, trabaja desde ese momento para lograr que funcionen como instrumento pedagógico a través de un sistema intranet en el aula y que dejen de funcionar en caso de robo.
Durante la recorrida por el centro de Podestá, donde se terminan de armar y se embalan las computadoras para su distribución, los técnicos informaron que las netbooks también pueden conectarse a Internet en las escuelas que cuentan con conectividad.
En ese proceso, en las que aún no hay conectividad o se cuenta con una conectividad precaria, las netbooks trabajan interconectadas dentro de la escuela -vinculadas a un servidor- y ofrecen simuladores, editores de música y videos, y libros digitales de literatura universal, de autores argentinos, y latinoamericanos, entre otras propuestas y actividades interactivas.
Actualmente, dijo Bossio, “la industria nacional participa en un 58%, pero se espera que ese porcentaje alcance el 100% en las siguientes licitaciones”.
Las máquinas tienen un valor de compra aproximado de 359 dólares y la última licitación de 1.500.000 netbooks fue otorgada a once proveedores locales.
Según se informó al final del recorrido, “no hay aún indicadores educativos que puedan dar cuenta del impacto pedagógico de las netbooks en las escuelas, por el corto tiempo que pasó aún desde la inclusión la máquinas en la vida escolar”.
Sin embargo, la experiencia pedagógica para algunos docentes y alumnos ya marca “un antes y un después”.
Así lo señaló ayer Claudia Apicella, regente de estudios de la Escuela Bernardino Rivadavia, de Martín Coronado, que tiene 1.400 alumnos, cuando definió a “las netbooks --que llegaron a esa escuela hace un mes-- como el soporte generacional por excelencia de los chicos”.
Por ese motivo, añadió la docente, “aportan a una revitalización del vínculo maestro-alumno que me atrevo a decir es revolucionaria”, ya que el alumno “se acerca al docente a explicarle un saber que posee, y construyen juntos una nueva dinámica de comunicación”.
“Aún el docente más estructurado se desarma, se desestructura ante un chico que se acerca y construye junto con él”, justificó.
Para Apicella, “las posibilidades que abren las netbooks son enormes. Los docentes pueden abrir rincones virtuales, para cargar actividades, programas, videos, que los alumnos reciben por vía intranet”.
Además, destacó la herramienta como instrumento igualador, no solo a nivel social sino como facilitador de situaciones particulares como los chicos con tratamientos prolongados, que siguen conectados a la escuela gracias a las computadoras.
La docente Laura Pichio, al frente de un tercer año, recordó que es un incentivo para los chicos saber que no pueden dejar de dar las materias adeudadas para llevarse la computadora a la casa una vez finalizados los estudios.
Participan de Conectar Igualdad el Ministerio de Educación de la Nación y de Planificación Federal.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico