Hermana de joven asesinado en Las Heras dice que el juez Quelín encubre a sospechoso

Alexandra Martinovich llegó este jueves a Caleta Olivia procedente de Las Heras en procura de que alguna fiscalía u otro foro judicial instruya acciones para esclarecer el asesinato de su hermano, Iván Martinovich (28), argumentando que el juez de instrucción de aquella localidad, Eduardo Quelín, tiene frenada la causa y ella sospecha que está encubriendo a uno de los sospechosos.

Vale recordar que Iván había sido dado como desaparecido el pasado 7 de octubre y su cuerpo fue encontrado por la policía en la noche del 29 de noviembre enterrado en una cantera ubicada a veinte kilómetros de Las Heras, en dirección a Perito Moreno, a unos dos centenares de metros de la Ruta Provincial N° 40.

El hallazgo lo hizo un perro adiestrado en la búsqueda de restos humanos de una unidad policial de Río Gallegos, porque fue la propia Alexandra la que se ocupó de investigar el caso y aportó datos en base a informes que iba recibiendo de terceras personas.

De esta manera, según lo relató ella misma a El Patagónico, supo que a su hermano, que vivía solo, lo sorprendieron varios sujetos cuando estaba cocinando y lo golpearon hasta matarlo.

Luego, ocultaron su cuerpo en un freezer, más tarde lo enterrado en un descampado que era un cementerio de aborígenes y finamente sacaron el cuerpo de ese lugar para trasladalo hasta la cantera.

La joven tiene la firme convicción de que uno de los autores del homicidio es un sujeto que hasta marzo de este mismo año estuvo detenido por estar implicado en un hecho delictivo (aparentemente un asalto), en el cual también habría participado su hermano Iván.

Dijo además que le indignaba que a ella ni siquiera le entregaron el certificado de defunción “a pesar que yo fui la que investigué mucho y di nombres de sospechosos”.

“Hice más que la policía, anotaba todo, comencé con alguien que me dio una pista. Había muchas piezas sueltas y pude unir todo, pero el juez nunca me llamó ni tampoco a otros hermanos. Para Quelín somos solamente los hermanitos Martinovich”, reprochó.

“Yo tengo pruebas que quienes mataron a Ivan eran sus amigos. En su casa encontré una olla con comida quemada porque seguro estaba por almorzar o cenar y los que ingresaron lo agarraron a golpes. Aparentemente –añadió- también lo golpearon con una pala. Todavía no sé si tenía disparos el cuerpo porque el juez tiene retenida la autopsia”,

Al ser consultada porque consideraba que el magistrado no habría dispuesto medidas para esclarecer el hecho, dijo que “por lo que yo tengo entendido es que es amigo de uno de los sospechosos".

“Mientras tanto no tengo un acta de defunción de mi hermano que está enterrado en un panteón judicializado en Las Heras y los asesinos libres, pero yo no tengo miedo, tampoco dinero para pagar un abogado y soy consciente de lo que me puede pasar”, puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico