Hierro: "no se puede tocar en dos días dos años de trabajo"

Ante la sorprendente destitución de Julen Lopetegui, el ex jugador del Real Madrid asumió como entrenador. "Es un reto bonito, apasionante. Sé las circunstancias, el trabajo de Julen ha sido fantástico", reconoció. Mañana debutarán frente a Portugal.

Fernando Hierro asumió ayer el cargo de entrenador del seleccionado de fútbol de España, después de la sorprendente destitución de Julen Lopetegui, y aseguró que sería insensato cambiar el sistema de trabajo apenas 48 horas antes del debut en el Mundial de Rusia ante Portugal porque “no se puede tocar en dos días dos años de trabajo”. “Es un reto bonito, apasionante. Sé las circunstancias, el trabajo de Julen ha sido fantástico. Le deseo lo mejor. Sé qué jugadores tenemos. Lo afrontamos con valentía. Ha sido una decisión rápida. Podía decir no, irme o afrontarlo. No podía decir que no, no me lo hubiera perdonado”, comentó Hierro, en su presentación como seleccionador español.

Hierro, que el pasado mes de noviembre retomó su posición de director deportivo de la RFEF, no esquivó la responsabilidad de tomar las riendas de la “Roja”, que llegó a Rusia como una de las grandes candidatas al título, aunque ahora deja abierta la incógnita ante el inesperado cimbronazo.

“No se puede tocar en dos días dos años de trabajo. Una gran parte de staff sigue con nosotros. Hay que ser inteligentes. Yo he estado presente en el día a día. Pedimos que sean ellos mismos, los de la clasificación fantástica. La clave es tocar lo mínimo posible”, explicó el ex futbolista que será su filosofía de trabajo.

A lo que agregó: “Tenemos que competir en estos tres partidos. No hay otro objetivo. Me gustaría que mi equipo jugara bien, tener el balón, meter tres o cuatro goles... competir. Hemos venido a por el Mundial y no hay justificación”.

Sobre las dudas que generan en la prensa y los hinchas españoles su poca experiencia al frente de un plantel pofesional, Hierro afirmó: “No pensamos en otra cosa que no sea hacer un gran Mundial. Tengo la experiencia de sólo un año de primer entrenador, uno de segundo (ayudante) y 30 rodeados del balón”.

La única experiencia del ex defensor como técnico, fue en el Real Oviedo durante la temporada 2016-17, cuando terminó en la octava posición de la clasificación en Segunda División, con 17 triunfos, 10 empates y 15 derrotas en las 42 jornadas que duró la competición liguera.

Tras esa breve aventura como técnico, el hombre de 50 años regresó a la federación española con el cargo de director general deportivo (ocupó el cargo entre 2007 y 2011 cuando la selección fue campeona de Europa 2008 y del Mundo 2010), para encargarse de supervisar las categorías inferiores y de mantener el contacto entre Lopetegui y los dirigentes. Hierro, que también fue segundo entrenador de Real Madrid en la temporada 2014-15 junto al italiano Carlo Ancelotti y manager del club Málaga en 2011-12. Como jugador disputó 89 encuentros con la selección española, con 29 goles, durante doce años, entre 1989 y 2002, con la presencia en cuatro Mundiales (Italia 1990, Estados Unidos 1994, Francia 1998 y Japón y Corea 2002).

Además, desarrolló la mayoría de su exitosa trayectoria, trece años, en las filas del Real Madrid, al cual llegó en 1989 procedente de Valladolid, y en el que jugó hasta 2003.

Hierro jugó 598 partidos con la camiseta del equipo blanco, con la que conquistó cinco Ligas, tres Ligas de Campeones, una Copa del Rey, cuatro Supercopas de España, una Supercopa de Europa y dos Copas Intercontinentales. Después jugó en el Al-Rayyan de Qatar (2003-04) y en Bolton, de Inglaterra (2004-05).

Consultado sobre la salida de Lopetegui, el nuevo técnico del combinado español señaló: “Nos vamos a equivocar si pensamos en el pasado. Yo tengo mi conciencia muy tranquila. Debemos ser positivos, valientes. Tenemos todas las condiciones para pelear por algo que sólo pasa cada cuatro años. Era una cuestión de afrontar una realidad. Tuvimos una conversación de amigos. Hemos hablado, nos hemos despedido”.

Hierro precisó que los jugadores “son grandes profesionales, maduros y responsables” y aseveró que “si no estuviera seguro de que se puede hacer un gran Mundial no estaríamos aquí”.

“Están ilusionados ante este reto, como todos los españoles. Debemos ser maduros en este momento. El equipo va a seguir igual que hasta ahora. Tenemos la obligación del cambiar el chip. Tenemos que pasar página, pensar en lo que representamos. Se va a opinar de todo, pero no podemos perder fuerzas en lo que ha pasado. El foco está en Portugal. Les he dicho que tenemos un reto apasionante ante nosotros y que esto no nos puede sacar del sueño. Sólo puede decir que lo vamos a intentar”, agregó.

Luego de la presentación, Hierro dirigió su primer entrenamiento en la concentración de Krasnodar, penúltimo antes de debutar mañana en el Mundial ante Portugal en Sochi.

La sesión comenzó con una charla del nuevo técnico a sus futbolistas, que se reunieron en torno a él por espacio de un minuto. Después, y durante los 15 minutos de sesión abierta a la prensa, comenzó un entreno marcado por la seriedad y alejado del tono festivo que acompañó al trabajo de los futbolistas durante los últimos días.

España viajará hoy a Sochi, donde efectuará el último entrenamiento antes de medirse a Portugal en la apertura del Grupo B del Mundial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico