Hijos de genocidas presentaron en el Congreso un proyecto para poder declarar contra sus padres

El proyecto propone reformar los artículos 178 y 242 del Código Procesal, que prohíben a los hijos denunciar a sus padres y testificar contra ellos en un juicio penal. Fue presentado por el Colectivo Historias Desobedientes, que agrupa a hijos de genocidas y de personas acusadas de cometer crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura.

El colectivo Historias Desobedientes, que agrupa a hijos de genocidas y de personas acusadas de cometer crímenes durante la última dictadura, presentó ayer en el Congreso de la Nación un proyecto para reformar dos artículos del Código Procesal Penal y tener así la posibilidad de declarar contra sus progenitores en los procesos de lesa humanidad.

“Es una forma de aportar nuestro grano de arena a la lucha por Memoria, Verdad y Justicia que los organismos de derechos humanos libran desde hace años. Venimos de distintas historias, y tras asumirlas queremos dar testimonio en los Tribunales”, señaló en declaraciones a Télam Pablo Verna, abogado y autor de esa iniciativa que tiene la firma de más de una veintena de personas.

El proyecto propone reformar los artículos 178 y 242 del Código Procesal, que prohíben a los hijos denunciar penalmente a sus padres y testificar contra ellos en un juicio penal.

“Crecimos con un mandato de silencio que tuvimos que romper en las luchas intrafamiliares. Pero eso que pudimos desobedecer lo encontramos en el marco jurídico y es lo que queremos cambiar”, apuntó Pablo Verna, hijo de Julio Alejandro Verna, médico acusado por las querellas en la megacausa de lesa humanidad de Campo de Mayo.

Aunque desde Historias Desobedientes aseguran que varios legisladores apoyan el proyecto, la intención del colectivo es que “todas las fuerzas políticas se comprometan con la reforma de estos dos artículos más allá de las diferencias que puedan tener”.

“Por eso estamos acá como un grupo que asume una historia y un compromiso, y desde ese lugar buscamos contar con el apoyo de los partidos políticos y organizaciones sociales”, agregó Verna, quien precisó que el escrito presentado ante la Cámara de Diputados lleva las firmas de 26 hijos de genocidas o acusados de delitos de lesa humanidad.

UN COLECTIVO QUE NACIO POR UN LIBRO

Historias Desobedientes nació este año a partir de la relación que entablaron Analía Kalinec y Liliana Furió, quienes prestaron testimonio en el libro “Hijos de los 70”, de las periodistas Carolina Arenes y Astrid Pikielny.

Analía creó el año pasado en la red social Facebook la página Historias Desobedientes y con Faltas de Ortografía, en la cual empezó a contar su historia como hija de un policía de la Federal condenado por crímenes en los centros clandestinos de detención de Atlético, Banco y Olimpo.

“Somos hijos con distintos derroteros y generaciones. Algunos éramos niños en la época de la dictadura y otros adolescentes. Pero todos tenemos la necesidad de quebrar la obediencia que pretendieron imponernos nuestros padres. La página habla de faltas de ortografía porque era algo que me pasaba a mí y cuando estudié psicología me di cuenta que era la necesidad de quebrar las normas que me había establecido”, repasó Kalinec, quien hoy es maestra.

Tras recolectar testimonios de otros hijos y marchar contra el fallo del 2x1 emitido este año por la Corte Suprema, Analía y Liliana decidieron formar una entidad que agrupara a quienes buscaban rebelarse contra ese pesado legado parental.

“Estamos abiertos a todas las historias en este colectivo. Se nos acercó incluso un ciudadano chileno que es hijo de un represor del régimen de (Augusto) Pinochet. Estamos abiertos a todos, vengan desde donde vengan”.

Por su parte, Liliana Furió, hija de Paulino Furió, un militar del Ejército condenado por delitos de lesa humanidad en Mendoza, consideró que presentar este proyecto es “una experiencia autorreparadora”.

“Es poner una experiencia de vida al servicio de la Justicia, esa es la satisfacción que siento en el día de hoy”, le confió Liliana ayer a Télam antes de ingresar junto con sus compañeros al Congreso para presentar el proyecto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico