Hinchas de Newbery tomaron y destrozaron un colectivo

Una de las flamantes unidades que Patagonia Argentina incorporó para los recorridos de las líneas urbanas de transporte público, fue tomada ayer por un grupo de hinchas de Jorge Newbery y dañada sin sentido.
Más allá de los daños materiales, el chofer le relató a este medio el pésimo momento vivido por todos los pasajeros.
«Es la primera vez que me pasa, no sé de qué equipo son, pero se subieron en La Anónima y se bajaron en Laprida con banderas azules y blancas. Son unos maleducados y no me importa que me vengan a insultar a mí, pero acá se la agarraban con las señoras y las madres que viajaban con sus hijos», comentó el chofer del interno 24.
En tal sentido agregó que «ni bien subieron, pusieron una bandera en la mitad del colectivo y prendieron 3 o 4 porros, tocaban los redoblantes, amenazaban a las mujeres, pateaban todo lo que encontraban. Un desastre. Después le sacaron el aire a la puerta de atrás y la abrieron con la mano; no sé de dónde sacaron piedras pero desde el colectivo le tiraban a la gente que pasaba caminando o a los autos que cruzábamos en la ruta».
Según el relato de trabajador, «la gran mayoría eran menores y uno no sabe cómo actuar en un caso así. En un momento arrancaron el martillo contra incendio y uno de los que estaba colgado del timbre lo tiró desde el fondo con intenciones de pegármelo; gracias a Dios el martillo chocó con uno de los caños y se fue al piso, porque si le llegaba a pegar a algún pasajero, le parte la cabeza o lo mata».
El colectivo es un Mercedes Benz 1417 que apenas tiene recorridos 500 kilómetros y ahora conoce a los bárbaros que se las dan de hinchas de fútbol. Son los mismos que dejarían vidrieras rotas y autos sin estéreos en su regreso desde Laprida.
El partido comenzó a las 15:30 y el equipo perdió con la CAI por uno a cero. A las 19 la policía les hacía de custodia a uno de los grupos de Newbery que recién llegaba a Kilómetro 3.
Por otro lado, cabe recordar que meses atrás la empresa Patagonia Argentina había optado por suspender el servicio cuando jugaban Newbery o Huracán, debido a los destrozos que les generan a las unidades y al peligro al que se expone a los pasajeros.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico