Homenajearon a bomberos y rescatistas a un año del incendio de Iron Mountain

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, también remarcó que llevan un año y no tienen “ninguna definición por parte de la justicia”.

A un año del incendio del depósito de Iron Mountain, ubicado en Jovellanos y Azara, los nueve bomberos y el rescatista muertos fueron homenajeados por familiares y compañeros, quienes reclamaron mayor celeridad a la Justicia, que se encuentra todavía realizando pericias, para que “no exista otro Barracas”.

“Hoy sentimos por un lado dolor y por el otro la bronca de que no haya nada resuelto, que la Justicia haga oídos sordos a nuestros reclamos porque no se ha avanzado nada en la causa”, dijo Jorge, papá de Sebastián Campos, uno de los bomberos voluntarios del cuartel de Vuelta de Rocha que falleció el 5 de febrero de 2014.

“Muchos compañeros cuando entraron ese día vieron que había más de un foco y separado uno del otro, no había agua en los tanques, según la empresa tenían un sistema anti-incendio de última generación, pero ningún sistema funciona si los tanques están vacíos. ¿Por qué la Justicia está tardando tanto en investigar?”, denunció.

En la misma línea, Liliana y Sandra, hermanas del rescatista del Gobierno de la Ciudad fallecido, Pedro Barícola, exigieron “mayor celeridad en la Justicia” y culparon al Ejecutivo porteño por permitir el funcionamiento del depósito: “Culpo directamente a (el jefe de Gobierno porteño, Mauricio) Macri que permitió la coima para que existiera este galpón como está permitiendo las coimas de otros galpones”, aseveró Liliana.

En tanto Sandra añadió que “el día que sucedió la tragedia, Defensa Civil no tenía protocolo para este evento; mi hermano no debió estar acá, él era rescatista, no era bombero, pero el propio (Ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo) Montenegro me dijo que vino porque no había protocolo”.

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien participó de otro acto realizado a las 11 en la Superintendencia Federal de Bomberos de la Policía Federal, también remarcó que llevan un año y no tienen “ninguna definición por parte de la justicia”.

El secretario de Seguridad enfatizó que “todos” tienen la misma sospecha. “Todos creemos que ese incendio no fue fruto de la casualidad, sino que fue intencional, no tenemos ninguna duda, será la justicia la que nos despeje esa duda porque la necesitamos nosotros, la necesitan los familiares, la necesitan los bomberos”, sostuvo.

A las 8:15 del 5 de febrero de 2014, varias dotaciones de bomberos de la Policía Federal y los voluntarios de Vuelta de Rocha y de La Boca acudieron a sofocar un incendio de enorme magnitud en el depósito de Barracas de Iron Mountain, una empresa dedicada, según su propia definición, a ‘organizar, almacenar y administrar de manera segura la información’ de sus clientes.

Los bomberos y rescatistas esperaban poder ingresar por una de las entradas, pero se encontraron con que el portón estaba herméticamente cerrado y mientras esperaban órdenes y evaluaban la situación, una gigantesca pared de más de diez metros de alto se derrumbó sobre la vereda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico