Homenajearon a las víctimas del atentado a la Embajada de Israel

"Estamos acá para hablar por quienes se quedaron sin voz y siguen reclamando que se haga justicia", señaló Jorge Cohen, uno de los sobrevivientes.

Familiares de las víctimas, sobrevivientes y amigos se congregaron ayer por la tarde en la Suipacha y Arroyo, donde se encontraba la Embajada de Israel, en Buenos Aires, que hace 26 años fue volada por un atentado terrorista que dejó 22 víctimas, y en un sentido acto los asistentes rindieron un homenaje que se propuso “hablar en nombre de quienes se quedaron sin voz”.

“Esta es el acto central, el verdadero acto, el que hacemos todos los 17 de marzo desde hace 26 años quienes somos los familiares y amigos de nuestros muertos. Estamos acá para hablar por quienes se quedaron sin voz y siguen reclamando que se haga justicia”, señaló a Télam Jorge Cohen, uno de los sobrevivientes.

Cohen era hace 26 años jefe de prensa de la embajada de Israel y fue rescatado de los escombros junto a otros sobrevivientes, pero su compañera, Marcela Droblas no corrió la misma suerte y falleció como consecuencia del ataque.

El nombre de Marcela está grabado en una lápida, junto a los del resto de las víctimas que resultaron identificadas y que ayer recibieron ofrendas florales de parte de los asistentes a esta sencilla ceremonia.

La conmemoración comenzó a las 14:45, la hora en la cual el 17 de marzo de 1992 explotó la bomba que demolió la sede diplomática del Estado Hebrero en el barrio de Retiro, y que hoy es una plazoleta en la que se evoca a las víctimas de aquella masacre.

Entre abrazos, recuerdos y algunas lágrimas, los familiares pidieron justicia, tras llevar a cabo un minuto de silencio por los muertos, interrumpido por el grito compartido de “Presentes”, que alzaron los concurrentes en nombre de la memoria de sus seres queridos.

“Cuando cruzo por algunas de las dos entrada a esta plazoleta no puedo evitar emocionarme y volver a sentir el dolor de todo lo que padecí y seguimos padeciendo. Es algo que será de esta manera hasta que logremos Justicia”, apuntó Cohen.

De todas maneras, el sobreviviente se encargó de aclarar que ese acto no representa una postura divergente en relación al homenaje oficial que se efectuó el viernes en la antigua ESMA y que contó con la presencia de funcionarios de Gobierno y autoridades de la Embajada de Israel.

“Este es nuestro acto, que hacemos siempre. Estuve ayer (viernes) en la Ex ESMA y vivimos un momento muy emotivo. Es muy importante la sanción de la ley que declara el 17 de marzo como Día de Homenaje a las víctimas. Nosotros un día no vamos a estar más, pero la memoria se conservará por siempre”, remarcó Cohen.

La recordación culminó con una foto colectiva que se tomaron los presentes de espada a los murales en los que se homenajea a las víctimas del ataque.

La causa por el atentado a la Embajada de Israel, por tratarse de una delegación extranjera, está desde un principio en manos de la Corte Suprema de Justicia, que trabaja con la hipótesis de que se trató de un crimen planificado y ejecutado por la organización libanesa Hezbolah, fuertemente ligada al régimen de la República Islámica de Irán.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico