Hoy comenzó el juicio por el homicidio de Gustavo Fozziano

En los Tribunales del barrio Roca, este miércoles, comenzó el juicio por el homicidio de Gustavo Fozziano, quien fue asesinado en abril de 2018 en Rocas Coloradas. Los imputados son Nicolás Núñez y Claudio Hernández.

El juicio por el homicidio del pescador Fozziano debió haber comenzado el lunes pasado, pero por una indisposición del abogado de los acusados, Mauro Fontéñez, el debate fue reprogramado para hoy.

Gustavo Fozziano fue asesinado al intentar mediar en una pelea en el refugio de pescadores ubicado en Rocas Coloradas en abril de 2018.

Ese día "Fochy" descansaba en su camioneta cuando lo sobresaltaron los gritos y ruidos provenientes de una pelea en el refugio de pescadores. Se bajó para pedirles a los agresores que dejasen de golpear a un muchacho y uno de estos, le cortó el cuello con un cuchillo y después le pegó un tiro en el cuello.

Alberto Núñez y Claudio Hernández, están imputados como autor y partícipe necesario, de manera respectiva, por el homicidio agravado de Fozziano.

“Son cinco los involucrados, Fiscalía tomo tres de testigos y dos quedaron como imputados” declaró ante Comodoro 24 esta mañana, Noemí Fozziano, hermana del pescador.

"Mi hermano se encontraba durmiendo, se acercaron estas cinco personas, armadas. Él se despertó, comenzaron a golpear a uno de los amigos, se acercó a ver lo que había pasado y ahí es donde (Alberto) Núñez le da dos puntazos en el cuello, mi hermano se aleja y le efectúa el disparo, ocasionándole la muerte”, relató la mujer.

Embed

Gustavo Fozziano tenía 37 años y trabajaba en una cantera de Kilómetro 8. El 22 de abril de 2018 no se volvió con sus hermanos y sus amigos a la madrugada sino que se quedó en “La Horqueta”, en la playa de Rocas Coloradas donde habían levantado un refugio para pescadores, para darle luz a un grupo que estaba pasando la noche en ese lugar. Es que era el único que tenía el grupo electrógeno y la solidaridad tiraba más en su corazón.

Cuando dormía una pelea lo despertó. Desde una camioneta habían bajado personas que golpeaban a uno de los jóvenes que estaba descansando en el refugio que habían levantado “Los Mamaderas” -el grupo de Fozziano- en la costa. Quiso intervenir y sin miramientos lo cortaron en el cuello y le pegaron un balazo que terminó con su vida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico