Hoy hay cerca de mil vehículos en el corralón municipal

El costo de permanencia es de 100 pesos por día más el propio valor de la infracción cometida. Así, mientras reúnen el dinero y la documentación requerida por el Juzgado de Faltas, la deuda acumulada se vuelve tan significativa para algunos propietarios que terminan desistiendo de retirar sus vehículos. El problema es que el Estado municipal no puede disponer de ellos como chatarra para liberar espacio.

En el corralón municipal se siguen acumulando vehículos cuyos conductores en algún momento cometieron una infracción y no pueden retirarlos ya que no logran reunir la documentación correspondiente o la multa que deben abonar se va acumulando y tornándose abultada, dimensionó el subsecretario de Control Operativo de la comuna, Ricardo Murcia.

Un amplio porcentaje de autos que llegan secuestrados al corralón fueron incautados en controles de alcoholemia. Por ende, tan sólo la multa labrada por esa infracción o por pasar un semáforo en rojo ronda los 20 mil pesos. A esto se suma luego el costo de estadía en el corralón.

El costo de acarreo y permanencia en el predio municipal es de 100 pesos por día y algunos propietarios que no logran reunir la documentación que solicita el Juzgado de Faltas que interviene optan por dejar el vehículo en ese lugar, mientras la deuda se va incrementando con cada día de permanencia.

Murcia reconoció que no hay soluciones sencillas para sacar del lugar a los vehículos que llevan más tiempo y que presentan un importante grado de deterioro, ya que deben cumplirse distintos pasos antes de poder ser retirado como chatarra.

Sucede que hay muchos de esos vehículos que no tienen papeles y el propietario no se presentó a ninguna de las instancias administrativas que tiene la Justicia de Faltas para concluir el trámite. En ese caso cuando el vehículo ya permanece en calidad de chatarra, el municipio no tiene autorización alguna para disponer de ellos, salvo expresa autorización judicial.

En los últimos tiempos y a raíz de los constantes procedimientos que se vienen realizando en horas nocturnas en diferentes puntos de la ciudad, ha crecido sobremanera el acarreo de vehículos al corralón, con el consecuente deterioro que tiene para el automotor estar sujeto al abandono en un predio al descubierto.

De todos modos el municipio convoca a todos los propietarios que posean vehículos afectados al corralón a regularizar la situación, ya que lo que en un comienzo se proyectó como un espacio para la permanencia de pocas horas o días, hoy se convirtió en un depósito donde va quedando poco lugar.

Una situación similar se presenta en la zona aledaña al corralón municipal, donde está el depósito de vehículos que son secuestrados por policía. Para poder retirarlos, sus dueños deben presentar la respectiva orden judicial que así lo autorice. Allí se alojan vehículos que fueron retenidos en secuestros que efectúa la propia policía y los automotores que están en custodia por distintos procedimientos de la justicia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico