Hoy presentaron pericias de dos de los imputados por la pueblada

Los estudios realizados a Guillermo Metraillet y María Hernández indican que presentan la capacidad de distinguir entre el bien y el mal. Este viernes se realizarán los alegatos finales de las partes en el marco del juicio por el linchamiento que derivó en el homicidio de José Oviedo, acontecido durante una pueblada registrada el 25 de marzo de 2019 en la Fracción 14. 

En el marco del juicio por el homicidio de José Oviedo, perpetrado el 24 de marzo de 2019 en Comodoro Rivadavia y que tiene como imputados a Franco Bustos, María Hernández, César Hueica, Diego Metraillet, Guillermo Metraillet y Jonathan Barrera, este jueves se concretó una nueva jornada de debate.

En la fecha se concluyó la incorporación de la prueba testimonial de las defensas y de la prueba documental de las partes, en tanto que este viernes a las 11 se prevén los alegatos finales para pasar luego a la resolución que adopten los jueces.

El tribunal de debate está conformado por los jueces penales Mariano Nicosia, Raquel Tassello y María Lura Martini. El Ministerio Público Fiscal como parte acusadora se encuentra representado por el fiscal general Héctor Iturrioz. Mientras, la defensa de los seis imputados es ejercida por María Cristina Sadino, defensora pública; Francisco Miguel Romero y Olga Figueroa, defensores particulares.

Entre la prueba documental leída por el fiscal estuvo el informe psiquiátrico obligatorio realizado a Guillermo Metraillet, practicado por la médica forense, que concluyó que “no presentaba signos o síntomas de enfermedad mental, era capaz de dirigir sus acciones, sabía distinguir entre el bien y el mal; y tenía capacidad para delinquir”.

Otra documental incorporada fue el certificado de defunción de José Oviedo. emitido el 25 de marzo de 2019, en el cual se establece como “causa de muerte traumatismos múltiples”.

El defensor de Hernández, mientras tanto, presentó como documental un informe de la psicóloga forense de su defendida que al entrevistarla la encontró “lúcida y orientada en tiempo y espacio, comprendía la diferencia entre el bien y el mal, poseía autonomía mental y conciencia del entorno y las normas sociales”. Realizó un tratamiento psicológico por experiencias vividas en su niñez. Concluye que “comprende su situación y estado y es capaz de dirigir sus acciones”.

PUEBLADA Y HOMICIDIO

El caso llevado a juicio se produjo el 25 de marzo de 2019, siendo alrededor de las 18:45. Según la imputación presentada por la Fiscalía, Guillermo Metraillet, Diego Damián Metraillet, Jonathan Barrera, Franco Facundo Bustos, María Alejandra Hernández, y César Hueica, se convocaron de manera organizada, portando palos, fierros y piedras, en el exterior de la vivienda de José Oviedo. Los acompañaban otras personas que no pudieron ser identificadas.

El grupo se dirigió hasta la vivienda en busca del supuesto autor del abuso sexual sufrido esa tarde por un niño que regresaba de la escuela. En los días posteriores se comprobaría que el autor del abuso no era quien buscaban sino un adolescente inimputable por su edad.

Los protagonistas de la pueblada que llegó hasta la casa de José Oviedo buscaban al hijo de este. Así comenzaron a gritar “salí Matías, salí Matías”

La acusación de la fiscalía señala que al oír que José Oviedo, desde adentro de su casa les manifestaba que su hijo no estaba y que no era un violador, los sindicados comenzaron a gritarle a éste “salí que te vamos a matar”, “salí que te vamos a cagar matando”, para luego comenzar a realizar destrozos en la vivienda, rompiendo ventanas, puertas e incendiándola.

Esa situación obligó a Oviedo a salir de su domicilio, escapando por la parte de atrás hacia el barrio Los Bretes. Llevaba consigo un machete y un trozo de hierro para defenderse, al tiempo que comenzó a ser perseguido por el grupo, cuyos integrantes intencionalmente y en forma organizada lo persiguieron para darle muerte.

Mientras era perseguido y agredido físicamente con piedras, palos y golpes de puño, Oviedo logró recorrer unos quinientos cincuenta metros hasta ser encerrado y aparentemente embestido por un Renault Sandero, conducido por Pablo Arismendi, lo que conllevó que la víctima, golpeada, lograra dar unos pasos hacia el frente, donde fue interceptado por el subcomisario Víctor Farcy y el comisario inspector Juan Cruz Campos, quienes se trasladaban en sentido contrario a la víctima y al grupo agresor.

En ese momento los policías, quienes observaron a Oviedo con su rostro ensangrentado y el accionar violento de sus acometedores, se pusieron frente al herido intentado auxiliarlo y con el fin de frenar al grupo que lo quería "linchar", entre los cuales se encontraban los seis imputados nombrados. El cometido de los dos policías resultó imposible por la cantidad de personas en estado de exaltación que estaban enfocadas en dar muerte a José Oviedo.

Según la fiscalía, los mencionados continuaron propinándole golpes y piedrazos a Oviedo, siendo tal el nivel de violencia desplegada que llegaron al punto de atarlo con una soga en la pierna izquierda y arrastrarlo unos metros, mientras el personal policial trataba de evitarlo, pero también eran agredidos.

El accionar del grupo agresor tal como se ve en una grabación efectuada con un teléfono celular, le provocó un dolor innecesario a la víctima, quien agonizaba mientras lo golpeaban.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico