Hubo tres accidentes provocados por guanacos

Los accidentes viales -con cinco lesionados- se registraron sobre las rutas 5 y 3. La causa fue la presencia de guanacos en la zona, motivo por el cual se ruega circular con precaución. Recomendaciones.

Por lo menos cinco personas resultaron con lesiones leves, luego que tres conductores embistieran en las últimas horas a guanacos en rutas de Santa Cruz. Dos accidentes se registraron en la ruta provincial 5 y uno en la ruta nacional 3.

El primero sucedió en la noche del 1 de enero cuando un hombre que conducía una camioneta Toyota Hilux sobre la ruta 5, protagonizó un accidente de tránsito a 15 kilómetros al oeste de la subcomisaria de Güer Aike, cuando embistió a un guanaco que cruzaba la calzada de la ruta. El hombre que viajaba solo afortunadamente resultó con lesiones leves.

Al día siguiente se produjo un nuevo siniestro vial a solo 5 kilómetros de la subcomisaria de Güer Aike. Allí el conductor de una camioneta Volkswagen Amarok que viajaba acompañado por cuatro mujeres desde Río Gallegos con dirección a la localidad de 28 de Noviembre, al igual que en el caso anterior, embistió a un guanaco que se le cruzó de manera inesperada. Producto del impacto con el animal todos los ocupantes resultaron heridos.

El tercer siniestro vial tuvo lugar en el día de ayer cuando el conductor de un Volkswagen Bora que transitaba por la Ruta 3 embistió a un guanaco que se le cruzó a la altura de Monte León informó Tiempo Sur.

RECOMENDACIONES

Los conductores que circulen por las rutas nacionales de la provincia, especialmente en la ruta nacional 3 zona de Monte León en cercanía a la localidad de Comandante Luis Piedra Buena; Lemarchand y Bajo San Julián, prestar extrema atención ante la presencia de animales sueltos y seguir las siguientes recomendaciones, a fin de evitar accidentes:

Prestar mucha atención a los carteles indicadores de animales sueltos; si están es porque ya han ocurrido accidentes o porque el paso de animales es frecuente.

También adaptar la velocidad a las circunstancias cuando existe la más mínima sospecha de la presencia de animales sueltos cerca de la carretera. Si se detecta un animal deambulando por la banquina, disminuir la velocidad considerablemente.

Asimismo, se indica que se deben observar los campos aledaños a la ruta para verificar la presencia de animales, con mayor atención si se trata de una zona con arbustos densos o boscosa, ya que esta podría ocultarlos de nuestra vista.

Por último, se señala que si un animal se encuentra en la ruta, no intente esquivarlo adivinando para qué lado se moverá, su reacción puede ser impredecible; disminuir la velocidad a paso de hombre; bajar las luces para no encandilarlo o asustarlo; usar la bocina para ahuyentarlo; no encerrarlo, dejar un espacio que le permita salir del camino o huir.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico