Huelga y manifestación en Francia en contra de reforma laboral

El proyecto que presentó el gobierno de Hollande comenzará a debatirse en abril en un marco de crisis económica continental.

Cuatro de los ocho sindicatos franceses convocaron para hoy a una huelga de transportes y movilizaciones en toda Francia contra el proyecto de reforma laboral que el gobierno socialista de François Hollande presentará al Parlamento el miércoles y que espera poner en vigor en mayo para contrarrestar el creciente desempleo.
Para mañana, las empresas estatales de trenes de larga y corta distancias (SNCF), como la compañía de metro parisino (RATP), anunciaron “fuertes perturbaciones” en sus servicios, al igual que los operadores de los aeropuertos franceses, las empresas de taxis y el servicio de correo público.
Mientras que numerosas manifestaciones tendrán lugar en todo el país, principalmente en París, Toulouse, Marsella, Lyon, Lille, Rennes, Burdeos y Perpignan.
La huelga convocada por la CGT y Federación Obrera (FO), dos de las centrales históricamente enfrentadas, cuenta con el apoyo de otras dos centrales obreras: Federación Sindical Unitaria (FSU) y Solidaires.
Según el ministro de trabajo Michel Sapin esta iniciativa permitirá “terminar con el miedo a contratar por parte de los empresarios al flexibilizar el ingreso al mercado laboral”.
No obstante, las cuatro centrales sindicales que se oponen a este acuerdo, lo hacen por sostener que “retoma la filosofía de los acuerdos de competitividad del empleo defendidos por el ex presidente conservador Nicolas Sarkozy”, según estimó anoche el secretario general de la CGT, Bertrand Thibault en una emisión política del canal público France 5.
“El proyecto de ley del gobierno es un retroceso sin precedentes”, sostuvo Thierry Lepaon, próximo secretario general de la CGT (asumirá en marzo) al diario Libération.
 “El texto es muy malo, posee un desfasaje total con el discurso del presidente Hollande, que durante los primeros meses de su gobierno llamó a luchar contra la precariedad laboral y el crecimiento del desempleo. Las empresas siguen obteniendo cosas y los empleados nada o casi nada”, agregó Leapon.
El proyecto de ley sobre el empleo, que el gobierno presenta como “surgido de una concertación” a pesar de que la mitad de los sindicatos no firmo el acuerdo, comenzará a debatirse en la Asamblea Nacional (Diputados) en abril con la intención gubernamental de promulgarlo en los primeros días de mayo.
En medio de una economía estancada y al borde de la recesión, Hollande -cuya popularidad había ascendido el mes pasado por la intervención militar en Mali- busca inspirar confianza a los franceses, dominados por el pesimismo y la desconfianza por los negativos y prolongados efectos de la crisis económica de la zona euro en el país galo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico