Huracán logró una trabajosa victoria sobre un disminuido Jorge Newbery

Jorge Barrera anotó el único tanto del partido, a los 26' del segundo tiempo. El ‘Lobo’ jugó la mayor parte del encuentro con un hombre menos, tras la expulsión de Daniel Tiznado a los 25 de la etapa inicial, pero le hizo fuerza a un rival con iniciativa. El ‘Globo’, que ganó el tercer clásico en forma consecutiva, tendrá fecha libre el domingo. Ese día, el conjunto del barrio 9 de Julio visitará a Defensores de la Ribera, de Rawson.

El gol de Jorge Barrera fue el premio al esfuerzo para Huracán, que de tanto insistir ante un  aguerrido Jorge Newbery ganó 1-0 en el estadio municipal, en el marco de la primera fecha del torneo Argentino ‘C’ por el grupo 62.
El partido arrancó parejo, con dos equipos que se respetaban mucho, que no descuidaban las marcas e intentaban llegar jugando al área de enfrente. Avisó primero el ‘Globo’, a los 9’, con un cabezazo de Pablo Romano que atenazó Claudio Sandoval. El ‘Lobo’ contestó a los 14’. Jorge Aynol peleó la pelota hasta la línea de fondo, tiró el pase hacia atrás y Guillermo Unquén le pegó como venía para mandarla por arriba.
Poco a poco, Huracán se fue adueñando del balón en el mediocampo, donde Martín Subiabre - uno de los refuerzos- se convirtió en estandarte, aclarando el panorama cuando los espacios escaseaban.
La expulsión del defensor Daniel Tiznado a los 25’, por asestarle un golpe de puño a Romano cuando saltaron a cabecear, fue letal para Newbery, que a partir de ese momento se dedicó a ajustar las marcas.
Pero la superioridad numérica del conjunto de Orlando Portalau casi ni se notó, porque los de Orlando Alvarez le cerraron todos los caminos. Sin embargo, tuvo tres claras antes del descanso, con disparos de Sebastián Lugo - refuerzo que ofreció poco y nada-, Aarón Cárcamo y Subiabre que pasaron muy cerca de los palos.
El complemento fue un monólogo del ‘Globo’, que se fue arriba con todo y tuvo ocho clarísimas antes de la apertura del marcador. Maximiliano Vivas por el carril derecho se cansó de desbordar, mientras que Subiabre, ya no tan movedizo, siguió manejando los hilos. Faltaba la puntada final, pero Claudio Sandoval era el cerrojo del arco ‘aeronauta’.
De tanto insistir, Huracán encontró su premio, a los 26’, Barrera recibió un pase hacia atrás, ante una defensa mal parada, y sacó el zapatazo desde la puerta del área. Fue el primer gol que convierte el ’Pocho’ en un clásico, de los cuales ya tiene cuatro sobre sus espaldas, y lo festejó con alma y vida.
El equipo del barrio Industrial quería la goleada, pero Newbery se reacomodó y le hizo fuerza hasta el final. Queda claro que Sandoval fue el responsable de que el ’Lobo’ no perdiera por más tantos. Ahora, los de ’Cacho’ Alvarez deberán olvidarse rápido del traspié, ya que el domingo tienen que visitar en Rawson a Defensores de la Ribera, que ayer tuvo fecha libre. El ’Globo’ tendrá descanso, con una sonrisa de oreja a oreja.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico