Huracán se reencontró con el triunfo

Fue 1-0 con el gol de Ramón Abila tras una mala salida del uno del equipo de Sarandí; Marcos Díaz, el arquero del Globo, la figura.

Los 90 minutos en un Tomás Ducó vacío le dejaron una conclusión clara a Huracán: El camino estará lleno de escollos. Es que desde la asunción de Néstor Apuzzo, el hincha del Globo sentía en el paraíso. Pero no debe engañarse a sí mismo.

En 44 días, el milagroso DT interino le devolvió la confianza al plantel, que le respondió en la cancha ganando la Copa Argentina y cumpliendo el máximo objetivo: regresar a primera. El idilio con el equipo continuó con el pasaje a la etapa de grupos de la Copa Libertadores, ante Alianza Lima. Incluso un extasiado Apuzzo soltó una frase que pintó de lleno las sensaciones: "Este club es Punta Cana".

Pero el arranque del torneo local puso a Huracán con los pies en la tierra. El cachetazo sufrido ante Unión fue la primera advertencia. Ante Arsenal mejoró un poco su imagen por el triunfo, pero no mucho más

Careció de gestación, principalmente porque Patricio Toranzo no estuvo en sintonía. Sin Pity Martínez, vendido a River, y Cristian Espinoza , lesionado, Alejandro Romero Gamarra y Agustín Torassa se destacaron por su velocidad y buen pie. La expectativa por estas horas se da con la vuelta de Daniel Montenegro -que vio el partido desde la tribuna- y si podrá darle ese salto de calidad.

Cuando hay ausencia de juego, el Globo se apoya en la potencia de Ramón Ábila . Wanchope fue una amenaza permanente y se las ingenió para generar peligro, pese a enfrentarse en soledad con los centrales. El blooper de Esteban Andrada le permitió marcar su primer gol en la categoría mayor.

El segundo tiempo fue otra señal. Huracán la pasó mal cuando Arsenal salió jugado a buscar el empate. En una defensa desbordada, especialmente por el lado de Balbi, Marcos Díaz se erigió como figura y le tapó tres situaciones claras a Burzio. El último aviso llegó con el zurdazo de Muñoz que se estrelló contra el travesaño. De no ser por el azar, la historia habría sido diferente.

"Adaptarse a primera no es fácil. Los partidos son muy cerrados y al mínimo error te quedás sin nada, como nos pasó con Unión. Estos 3 puntos son fundamentales porque Huracán aún tiene que afirmarse", analizó Apuzzo, - ante Cancha Llena.com- consciente de que más allá del presente soñado hay un objetivo menos vistoso, pero primordial. 

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico