Identificaron al hombre que murió en la calle

Un hombre de unos 40 años fue hallado ayer sin vida a las 6:30 en la calle Libertad, entre San José de Jachal y Constituyentes, del barrio Pueyrredón. Tenía un corte superficial en la ceja izquierda por lo que se le dio intervención a la Policía Científica y al Ministerio Público Fiscal. La causa de muerte se caratuló en forma provisoria como dudosa, pero los investigadores descartaron que haya sido producto de un homicidio.

A las 6:30 de ayer personal policial de la Seccional Tercera tomó intervención en el caso de un hombre que fue hallado sin vida en la calle Libertad, frente a la sede del Ministerio de Familia.

"A simple vista parecía no tener signos vitales, se le da intervención al personal médico del hospital, que al arribar constata que esta persona estaba sin signos vitales", explicó el comisario Miguel Angel González, jefe de la Seccional Tercera a El Patagónico.

El hombre de unos 40 años no tenía ninguna documentación encima, por lo que en primera instancia no pudo ser identificado. Por la tarde fue identificado como Ciro Mardones y ya fue velado por sus familiares.

Lo que llamó la atención de las autoridades policiales es que el hombre "tenía una herida superficial en su rostro lo cual ameritó el protocolo que se aplica en estos casos que fue darle intervención a Policía Científica, a la Brigada de Investigaciones y hacer las averiguaciones del caso" dijo González.

"Se pudo hallar algunas manchas de sangre en lugares cercanos donde fue encontrado este cuerpo, más precisamente en la vereda (del Ministerio de Familia). Fue el único indicio que se observó en el lugar", detalló el jefe de la Comisaría Tercera.

Pese a que la muerte del hombre es investigada como de causa dudosa, tanto los investigadores como policías que tomaron intervención en el hallazgo descartaron que se tratara de un homicidio o producto de una pelea. Más bien los policías presumían a partir del informe preliminar de los peritos, que se habría caído en más de una oportunidad en el lugar y había sufrido ese corte en el rostro.

"No existe otra herida, más que la superficial que tenía en su rostro en la ceja izquierda. Se encontró una caja de vino que estaba al lado del cuerpo, apoyada, no estaba derramada", graficó el comisario González.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico