Iguacel renunció después de anunciar nuevos tarifazos y será reemplazado por Lopetegui

El saliente secretario de Energía duró poco más de seis meses en el cargo. Había ocupado el lugar de Juan José Aranguren cuando la cartera energética todavía era un ministerio.

Después de un jueves negro, cuando se anunció una suba del 55% en la tarifa de electricidad para todo el año próximo y de un 35% para el gas, ayer por la tarde renunció Javier Iguacel, el secretario de Gobierno de Energía, una dependencia del ministerio de Hacienda que comanda Nicolás Dujovne.

Será reemplazado por Gustavo Lopetegui, quien fue vicejefe de Gabinete de Ministros hasta principios de septiembre, y hasta ahora es asesor de la Presidencia. Más allá de la publicación del nombramiento en el Boletín Oficial, que se dará la semana que viene, luego de Año Nuevo, Lopetegui ya está en funciones. Así le confiaron al sitio de noticias Infobae fuentes oficiales.

Por Twitter, el ahora exsecretario aclaró que habló con el presidente Mauricio Macri y le explicó las razones de su renuncia. No especifica si dialogó o no con su jefe Dujovne. En Hacienda no registran reuniones ayer entre ambos.

Iguacel asegura que está a “disposición para seguir acompañando la transformación que lleva adelante. La tarea para construir un país unido, honesto y justo es titánica. Requiere pasión y perseverancia”. Y cerró el mensaje con el hashtag “#noaflojemos”.

Si bien Iguacel ya había queda en el ojo de la tormenta luego de que el Gobierno tuvo que dar marcha atrás con el aumento extra del gas –que se había planteado en octubre como compensación para las empresas por la devaluación–, en los últimos días, la figura del secretario se vio más debilitada.

Además, la tensión con el ministro Dujovne había aumentado en las últimas semanas. “No estaban cómodo con Dujovne… y Dujovne tampoco con él. En rigor, ya estaba afuera, en sentido figurado, hace unos días”, indicaron fuentes cercanas a Iguacel.

“Era secreto a voces en los últimos días”, aseguró otra fuente del gobierno, minutos después de que se confirmó la noticia. “Se desgastó mucho discutiendo, por ejemplo, cuántos fondos debía destinar a Vaca Muerta en términos de subsidios”, detallaron.

Ese era un punto de roces casi diarios con su jefe Dujovne: Iguacel con una postura más “intervencionista” para el sector y Dujovne, defensor a ultranza de la reducción del déficit, con la bandera de que el mercado y la libre competencia son los que equilibran el mercado. Ganó la segunda opción.

El jueves, el área que hasta ayer comandaba Iguacel, anunció aumentos de gas y electricidad. Si bien estaban dentro del esquema de aumentos planeados, la cifra y que la noticia llegara junto a otras negativas –números de caída de actividad, reglamentación de la ley de renta financiera y también suba de transporte– hicieron que el impacto fuera mayor.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico