Impuestos internos y falta de dólares

Periodista: ¿Por qué, ni bien asumiste, subiste los Impuestos Internos?

Axel Kicillof: Fue para fomentar la producción nacional de todas las maneras posibles. Tratar de dirigir la demanda más a los modelos nacionales, que además era lo que nos pedían los trabajadores y gerentes de las empresas que producen en el país. Fue una política de industrialización y este tipo de políticas siempre son difíciles de aplicar de medir resultados y en el corto plazo los efectos son varios y no todos fabulosos.

P.: Pero el mismo Gobierno subsidió un año, en 2013, la compra de autos de lujo que fue récord y, al año siguiente subió los impuestos, devaluó y derrumbó el mercado.

A.K.: Siempre el objetivo fue el mismo defender: la industria nacional. Lo que pasó es que en 2013 tuvimos un crecimiento muy fuerte de lo nacional, pero también un crecimiento de importados por diversos motivos y se trató de dirigir la demanda hacia los autos nacionales. Tampoco es que se cerraron las importaciones. Se moderaron los volúmenes que eran altísimos

P.: Las automotrices llegaron al final de tu gestión teniendo que ir todas las semanas a ver cuántos dólares les daban para poder importar, no autos, sino insumos. No podían pagar a sus proveedores externos y casi no podían producir.

A.K.: La producción no mejoró mucho ahora.

P.: Por el mismo “efecto” Brasil de 2014 y 2015. ¿Ese giro fue realmente una decisión de política industrial o, por una crisis de divisas, tuvieron que administrar lo que había?

A.K.: Como todas medidas vinculadas a la cuestión cambiaria, tiene multiplicidad de motivos. En un marco de crisis mundial, se tomaron medidas como la restricción a la entrada y salida de divisas que obviamente no es lo mismo que un esquema en el que sobran los dólares. Hoy tampoco sobran los dólares, pero Macri ha tomado una deuda externa impresionante y está destruyendo la industria nacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico