Imputan por lesiones graves a tres patovicas de Nexo Disco

La fiscal Camila Banfi imputó por lesiones graves a tres patovicas del boliche bailable Nexo Disco por la golpiza propinada a Cristhoper Bordón en la madrugada del 19 de mayo. La investigación fue formalizada ante el juez natural de la causa, Jorge Odorisio, que otorgó seis meses para culminar las pesquisas.

La fiscal de la Oficina de Delitos Complejos, Camila Banfi, imputó ayer ante el juez Jorge Odorisio a tres patovicas por lesiones graves cometidas contra Cristhoper Bordón, el joven de 17 años que la feroz paliza en la madrugada del 19 de mayo debió ser internado.

“A veces me zumba el oído de los golpes” cuenta Bordón a El Patagónico. Cristhoper ahora tiene 18 años pero no piensa volver a entrar a Nexo. Aquella madrugada terminó internado y hasta perdió un trabajo de albañilería.

Después de recuperarse, el joven volvió a trabajar, pero como barbero. “Con mi familia hablamos para que no trabajen de seguridad en ningún lado más”, le dijo la víctima a este diario.

Ayer no quiso formar parte del público en la audiencia que se llevó a cabo en la Oficina Judicial y a la que sí asistieron sus familiares. Los imputados no pueden acercarse a unos 200 metros de la víctima, orden de prohibición que fue dictada por la Justicia.

Bordón cuando sale dice que lo hace “perseguido”, “asustado” y que ya no es lo mismo después de lo que le pasó.

La fiscal Banfi avanzó en formalizar la imputación de los tres patovicas, Leandro Scarafoni, Joaquín Héctor Boris y Maximiliano Almonacid, todos por lesiones graves. Fue ante el juez Odorisio, quien ya había entendido en un principio en la causa en la que se realizó un allanamiento.

A pedido de la Fiscalía, el juez otorgó seis meses de plazo de investigación en la causa y otros dos meses de prohibición de acercamiento a la víctima.

La imputación de lesiones graves es provisoria, ya que aún se aguardan los informes médicos de las lesiones sufridas por la víctima, que a este diario le ha confesado que escucha “zumbidos” en los oídos después de los golpes que recibió aquella noche en su cabeza.

HASTA GAS PIMIENTA LE TIRARON

Cristhoper esa noche había salido con su novia y unos amigos. En el interior de Nexo Disco, el boliche ubicado en San Martín al 200, el joven fue brutalmente golpeado cuando intentó interceder porque un “patovica” empujó a su novia que se golpeó la cabeza.

Bordón contó que un “patovica” lo tomó del cuello y fue llevado hacia una sala detrás de la barra del boliche donde luego lo golpearon entre varios sujetos que trabajaban allí como personal de seguridad.

Aseguró que hasta le quitaron el pantalón y golpearon en reiteradas veces en la cabeza. “Cuando me sacaban, me tiraron gas pimienta”, contó el joven en el Hospital horas después de la golpiza.

Su caso se conoció cuando sus familiares difundieron el estado en el que ingresaba al nosocomio regional con el rostro desfigurado tras la golpiza recibida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico