Imputaron al presunto asesino del adolescente en Playa Unión

El presunto autor del homicidio de Walter Oyarzo , ocurrido durante la madrugada del martes en el anfiteatro de Playa Unión, fue imputado por el asesinato y quedó detenido con prisión preventiva. Se trata de Fabio Curilaf, quien se entregó a la policía y se adjudicó la autoría de las puñaladas recibidas por la víctima.

La audiencia de control de detención y apertura de la investigación preparatoria contra Fabio Miguel Curilaf (29), se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Rawson y estuvo presidida por el juez penal de turno, Marcelo Nieto Di Biase. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal general, Fernando Rivarola y por el funcionario Leonardo Cheuqueman. El imputado, en tanto, fue representado por el abogado Omar López.

En ese marco, la Fiscalía solicitó que se declarara legal la detención de Curilaf y que se formalizara la apertura de investigación en su contra como autor del delito de homicidio simple. Ello, por el crimen que se produjo durante los primeros minutos del martes en la zona del anfiteatro de Playa Unión y que tuvo como víctima a Walter Oyarzo, un adolescente de 15 años oriundo de Trelew que recibió dos puñaladas en el pecho.

Además, la parte acusadora requirió que se cautele el proceso con el dictado de la prisión preventiva y fundó el pedido en los peligros procesales de entorpecimiento de la investigación y el riesgo de fuga. Se resaltó que el acusado no tiene domicilio fijo en la zona.

A su turno, el defensor no cuestionó la legalidad de la detención, ni la calificación legal provisoria escogida por el Ministerio Fiscal, aunque se opuso al dictado de una medida privativa de la libertad y requirió el traslado del imputado a la localidad de José de San Martin para permanecer continuamente en su domicilio y esperar allí el inicio del juicio que se llevará en su contra.

EL HOMICIDIO

El homicidio de Oyarzo ocurrió a las 0:30 del martes en el sector del anfiteatro de Playa Unión. Según el relato que ofreció la Fiscalía en la audiencia de apertura de la investigación, en la parada de colectivos que está ubicada en la esquina de Rawson, Bustamante y Guerra se encontraba Curilaf, acompañado de Maximiliano Javier Baigorria, esperando el micro que lo trasladaría a Rawson. A ese lugar llegaron Oyarzo y Nicolás Guillermo Morales, quienes debían viajar a Trelew.

Tras ese encuentro se iniciaron agresiones verbales que tendrían relación con sus lugares de pertenencia (Trelew-Rawson) y discusiones banales a las que le siguieron forcejeos.

Esa misma fuente indicó que el menor de edad se alejó del lugar y se dirigió hacia la rambla. Luego, Morales, tomó una piedra de grandes dimensiones para correr a Baigorria, quien escapó por calle Centenario y se puso a salvo. En tanto que en la zona de la rambla de la avenida Rawson se produjo un forcejeo entre Oyarzo y Curilaf. El primero volvió al lugar con un cuchillo para defender a su amigo Morales. En ese forcejo Curilaf logró sacarle el cuchillo a Oyarzo y en esa tarea se cortó la palma y las yemas de los dedos de la mano derecha. Una vez que se apoderó del arma blanca se la clavó a Oyarzo, provocándole un corte en el antebrazo izquierdo y una herida punzopenetrante en tórax, a la altura de la tercera y cuarta costilla, que perforó el lóbulo superior del pulmón izquierdo y la vena pulmonar. Esas heridas le causaron la muerte en cuestión de segundos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico