Inadaptados atacaron a policías que realizaban un procedimiento

Una batalla campal entre inadaptados sociales y policías se registró en la madrugada de este martes en el barrio Jardín Caleta Olivia, la cual finalizó con tres personas detenidas que quedaron a disposición de la justicia ya que se les incautó estupefacientes e incluso un cuchillo de grandes dimensiones.

De acuerdo al parte de prensa emitido por la Jefatura de la Policía de Santa Cruz, los incidentes se originaron alrededor de las 05:15 cuando numerarios del Comando Radioeléctrico realizaban un patrullaje preventivo y fueron alertados sobre la presencia de un grupo de individuos que estaban causando disturbios en una agencia de taxis ubicada en la esquina de las calles Las Lilas y Mata Negra.

Hacia ese lugar también acudieron otros móviles de apoyo y se procedió a interceptar a dos hombres y una mujer (todos jóvenes), quienes denotaban “dificultad para hablar y exaltación motora”.

En el palpado preventivo “se les detectó tres envoltorios de nylon conteniendo en su interior sustancia color verde amarronada” y cuando se realizaba ese procedimiento, se acercaron otros individuos, los que comenzaron a arrojar piedras y otros elementos a los uniformados.

BATALLA CAMPAL

Casi de manera simultánea también arribó otro patrullero de la Comisaría Seccional Segunda y todos los efectivos se desplegaron y utilizaron “material disuasivo, dado que los agresores continuaban arrojando elementos”.

“En ese interín -se indica en el informe de prensa- uno de los sujetos ingresa a una vivienda y continúa lanzando objetos, sumándose luego otros que superaban en número al personal policial”

Los uniformados intentaron reducir a alguno de los causantes del disturbio pero debieron replegarse ante la lluvia de elementos contundentes que les arrojaban los inadaptados que, dadas las circunstancias, no pudieron ser identificados.

No obstante, las primeras tres personas interceptadas fueron retiradas de ese lugar y en principio trasladadas al Hospital Zonal a fin de efectuarles un examen médico, para luego ser alojadas en la Comisaria Segunda.

También se dio intervención a la División Narcocriminalidad, constatándose que la mujer de 32 años tenía entre sus ropas una pastilla de color blanca suelta que sería Clonazepam , además de una balanza digital.

En tanto, “en las prendas de un hombre de 26 años se halló un cilindro metálico cubierto con cinta aislante (similar a pipa) y sobre el restante masculino un cuchillo tipo carnicero de mango color blanco, tres envoltorios de nylon con una sustancia verde amarronada, la cual de acuerdo al test de campo efectuado por personal de Narcocriminalidad resultó positivo a Cannabis Sativa, y además tenía en su poder la suma de 11.300 pesos”.

Finalmente se indicó que “los tres causantes quedaron a disposición tanto de la justicia Federal como Provincial, no resultando personal policial herido, ni móviles dañados”.