Ingreso de divisas acelera compras del Banco Central

La afluencia de dólares provenientes de las ventas del sector exportador obliga al Banco Central a intensificar el ritmo de sus compras ante la ausencia de compradores genuinos que puedan absorber la sobreoferta de divisas.

Buenos Aires (Télam)
En el mismo contexto que se repite todos los días, el billete estadounidense terminó ayer en el mercado mayorista del Siopel a 3,0775 pesos y se consignó 3,076 cuando se trató del tipo transferencia.
En tanto, en el segmento minorista el dólar se mantuvo en 3,07 pesos para la compra y 3,10 pesos para la venta.
Las reservas internacionales llegaban hasta ayer a 39.605 millones de dólares y de mantener el Banco Central el mismo ritmo de compras la semana próxima se alcanzarían los 40.000 millones y estarían en torno a los 45.000 millones a fin de año siguiendo las proyecciones más conservadoras.
El presidente del Central, Martín Redrado, afirmó que las reservas internacionales son «el respaldo imprescindible de la política monetaria y financiera» que lleva adelante la entidad, ya que «constituyen el soporte de las operaciones de regulación monetaria».
Redrado formuló estos conceptos durante la conferencia que ofreció junto al directivo de la Reserva Federal de Estados Unidos, Randall Kroszner.
En las mesas de cambio se asegura que el Banco Central no está solo en su tarea de contener la caída del dólar, y recuerdan que como en anteriores oportunidades en plena liquidación de la cosecha gruesa el Banco Nación también «ayuda a levantar los precios».
Las intervenciones del Nación son por cuenta y orden del Tesoro, que absorbe dólares con parte del superávit fiscal para colaborar con la estrategia de sostener el tipo de cambio.
A nivel mundial el billete estadounidense atraviesa una desvalorización frente al euro y el yen. En Europa las expectativas son de un gradual incremento de las tasas de interés lo que tiende a reforzar a la moneda única en su relación con el dólar.
En las operaciones a futuro el dólar se movió en torno a los valores de las últimas jornadas y en directa relación con la tasa implícita que conlleva cada contrato a término. Los vencimientos de mayo en el Rofex rosarino se negociaron a 3,076 pesos, los de junio a 3,077; y para julio se ofreció 3,082.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico