Inician una causa a Seccional Quinta por las demoras en el envío de los sumarios

A la investigación que lleva adelante la Fiscalía de Comodoro Rivadavia contra el Hospital Regional, la Seccional Primera y la Comisaría Don Bosco --de las cuales dio cuenta ayer Diario Patagónico--, se suma otra contra la Seccional Quinta y se confirmó que la causa se inició, de oficio, en febrero de este año. El expediente se abrió a partir de que se acumulara medio centenar de preventivos en el Ministerio Público Fiscal, pero sin el correspondiente sumario que debe complementar las actuaciones. En la seccional se aseguró que no existió intencionalidad de ocultar nada y se atribuyó el mentado incumplimiento al gran cúmulo de causas y la falta de oficiales.

En todo caso delictivo del que toma conocimiento la policía, se redacta un informe en el cual el oficial actuante da cuenta, a grandes rasgos, de lo ocurrido. Esa actuación inicial, a la que se conoce como preventivo, es girada al Ministerio Público Fiscal en un tiempo que no suele pasar de las 24 horas. Después, la misma policía trabaja sobre el sumario que se adosará al preventivo ya enviado y para ello tiene cinco días. Este plazo, en ocasiones, llega a extenderse hasta 20 días.

50 PREVENTIVOS SIN SUMARIO
A la mesa de entrada de la Fiscalía llegan todos los días los preventivos de las distintas dependencias policiales y una vez que la información se completa con el sumario, el expediente sigue su curso administrativo. Sin embargo, ocurrió que en un lapso de varios meses se acumularon 50 de esas actuaciones iniciales sin que se completaran con sus correspondientes sumarios. Esos faltantes correspondían a casos ocurridos en jurisdicción de la Seccional Quinta, muchos de los cuales con autores ignorados, pero también figuraban desapariciones de personas --que felizmente después aparecieron--, estafas y entre otros delitos, amenazas, robos y daños.
Según le confirmó a Diario Patagónico la fiscal jefe, Adriana Ibáñez, en febrero de este año se detectó lo que estaba ocurriendo y a partir de allí se inició una investigación de oficio que permitió recuperar la totalidad de los sumarios faltantes y a mediados de mayo, con los elementos reunidos, se presentó el escrito para formalizar la apertura de investigación contra el comisario, el subcomisario y cinco oficiales de la Seccional Quinta, para imputarlos como presuntos coautores del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, normado por el artículo 248 del Código Penal.
A todo esto Ibáñez aseguró que los sumarios que se recuperaron finalmente siguieron su curso en el Ministerio Fiscal, pero de todas maneras en forma paralela se inició la causa por incumplimiento de los deberes de funcionario público, en virtud de la demora que se advirtió con respecto al complemento de la información que debió adjuntarse al preventivo inicial.
El jefe de la Seccional Quinta, comisario Fabián Luna, también fue consultado por Diario Patagónico al respecto y aseguró: “de ninguna manera podría interpretarse que hubo intención de ocultar nada desde esta jefatura porque de haber sido así nunca se hubiesen girado los preventivos a la Fiscalía. Lo que sí es cierto es que en ese tiempo contábamos con cuatro oficiales y teníamos un cúmulo importante de causas, pero los sumarios están”, subrayó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico