Insólita eliminación del básquet femenino argentino en los Juegos Panamericanos

La Selección quedó afuera de la lucha por medallas en Lima por llevar la camiseta equivocada ante Colombia. El jefe de equipo Hernán Amaya y la directora de desarrollo del básquet femenino, Karina Rodríguez, presentaron la renuncia.

La selección argentina de básquet femenino, Las Gigantes, vivieron una situación pocas veces vista en una competencia de Juegos Panamericanos: por un error insólito en la elección de la indumentaria, no pudieron jugar contra Colombia y quedaron eliminadas del torneo de la disciplina que se disputa en Lima.

Una negligencia dirigencial hizo cenizas la ilusión de las chicas de llegar a instancias de competencia por una medalla. Las integrantes del seleccionado argentino debían presentarse a jugar contra Colombia con ropa clara, pero eso no pasó. Apenas pudieron cantar el himno y luego vino la debacle.

Las Gigantes llegaron al estadio con un único set de indumentaria, del mismo color que Colombia, y no se pudo jugar. Renunciaron el jefe de equipo y la directora de desarrollo. La Selección argentina femenina de básquet perdió los puntos en el partido ante Colombia por la segunda fecha de los Juegos Panamericanos Lima 2019 al no tener la indumentaria adecuada.

Esta derrota -oficialmente fue por 20 a 0- se suma a la del debut (ante Estados Unidos por 70 a 62).

El equipo nacional había llegado equivocadamente al juego con camisetas azules, que coincidían con las de su rival Colombia, y no tenían la ropa alternativa correspondiente.

El encuentro se postergó por más de 40 minutos hasta que la delegación argentina fue a buscar la indumentaria correcta y, aunque esto se cumplió según informó la Confederación Argentina de Basquetbol, la organización le dio el triunfo a Colombia, que había pedido desde el inicio que se le dé el partido por ganado.

Minutos después de la decisión oficial de decretar la derrota argentina, renunciaron el jefe de equipo, Hernán Amaya, y la directora de desarrollo de básquet femenino, Karina Rodríguez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico