Intendente radical critica a Alfonsín, Storani y Moreau

El intendente de Mar del Plata, el radical K Daniel Katz, cargó ayer contra el sector del radicalismo que representan Raúl Alfonsín, Leopoldo Moreau y Federico Storani, quienes impulsan la candidatura presidencial de Roberto Lavagna y, a su criterio, «amagan para un lado y salen para el otro».

Buenos Aires (Télam)
katz, en una entrevista con Télam, juzgó además que al titular de la UCR, Gerardo Morales, «le va a costar mucho, tengo mis serias dudas de que lo logre, sacarse de encima» ese espacio liderado por los tres dirigentes que impulsaron la candidatura de Lavagna.
«Ojalá Morales tenga éxito, pero creo que le va a costar mucho cambiar la historia de los Alfonsín, los Storani, los Moreau, que definitivamente amagan para un lado y salen para el otro».
Para el intendente, esos dirigentes representan «la convicción ortodoxa, desprestigiada pero persistente, que tiene el radicalismo».
Katz criticó también a Storani, quien a su juicio «se llena la boca diciendo que en esto no tenía ninguna cuestión personal, que era una mirada estratégica hasta que ahora se autopostula como vicepresidente de Lavagna».
«Creo que a medida que pasa el tiempo inexorablemente se muestra el juego de cada uno. Aparecen la generosidad, las miradas estratégicas y las miserias de cada uno», apuntó.
Katz, quien participa de la «concertación plural» de políticas de Estado lanzada por el presidente Néstor Kirchner el año pasado, consideró que el radicalismo «inexorablemente va a tener tres posiciones» frente a las elecciones presidenciales de octubre.
«A esta altura creo que no tiene retorno eso», evaluó. Si bien no adelantó su decisión, dejó claro que «no» estará en el espacio partidario que apoya la candidatura a presidente del ex ministro Lavagna.
«Habrá algunos radicales que estén prendidos a la teta de Lavagna, si Lavagna los deja, y seguramente será una teta de las de atrás, las que están muy cerca de la cola», sostuvo.
Afirmó que «habrá otros que irán con la posición del candidato propio y habrá otros que estarán concertando con el gobierno», en relación al sector que lidera la secretaria general del partido, Margarita Stolbizer, y a los gobernadores e intendentes K que apoyan la «concertación plural».
«Creo que esto no tiene retorno», insistió el intendente de Mar del Plata. «Esto inexorablemente se dará así y creo que aquellos que nos preocupa el radicalismo, que nos preocupa el futuro partidario, lo que tenemos que pensar es después del 10 de diciembre de 2007 cómo se reconstruye aquello que merece ser reconstruido».
Katz precisó que ello «implica cómo se derrota aquello que inexorablemente hay que derrotar para que el radicalismo tenga otra vez posibilidades de reencontrarse con la gente».

RELACION CON EL GOBIERNO
Respecto a su relación con el gobierno nacional, el dirigente radical dijo que tiene un «diálogo muy fluido».
«Tengo un buen diálogo con el gobierno nacional, tengo muy buen diálogo con los sectores del radicalismo de la provincia de Buenos Aires que están hablando de un candidato propio», aclaró.
«Yo no reniego -enfatizó- de mi relación con el gobierno nacional y del espacio donde estoy trabajando. Creo que todo el mundo sabe de mi relación con el gobierno nacional, fundamentalmente de mi amistad con muchos de los dirigentes, de mi relación con Daniel Scioli, específicamente».
Katz expresó que observa «también atentamente si el radicalismo bonaerense, que es la síntesis del radicalismo que no abandona la conducción formal a nivel nacional, deja pasar una candidatura propia que no sea la que les guste a ellos».
Contó que «en las últimas horas ya estos mismos dirigentes de siempre se han lanzado a posiciones como la de Gorosito -titular de la UCR provincial- o de algún otro dirigente como para ocupar espacios provinciales».
«No es más que seguir intentando bloquear cualquier renovación o cualquier cara nueva en el radicalismo de la provincia de Buenos Aires», enfatizó el intendente marplatense.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico