Investigan presunto suicidio de una policía en Palazzo

El Ministerio Público Fiscal investiga la muerte de la agente policial Andrea Gómez como presunto suicidio. La mujer se habría disparado con el arma reglamentaria de su marido que también es integrante de la policía. Fue hallada en la vivienda donde residían en Lavalle al 200. Se les practicó a ambos el dermonitrotest para descartar otras hipótesis. En los últimos tres años se suicidaron cuatro mujeres policías en Comodoro Rivadavia.

 Profundo pesar en las filas policiales de esta ciudad. Ayer a las 8 en una vivienda de Lavalle al 200 del barrio Próspero Palazzo una agente policial, Andrea Gómez de 32 años, se habría quitado la vida con el arma reglamentaria del marido que también es un suboficial de la Policía de Chubut.

“Una empleada policial que prestaba servicios en la Unidad Regional de apellido Gómez se suicidó con el arma reglamentaria del esposo. Si bien la mujer era empleada de seguridad, ella no tenía el arma en su poder, usó evidentemente por la información primaria que tenemos, el arma del marido para quitarse la vida”, informó el segundo jefe de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, Héctor Quisle.

Fuentes oficiales confirmaron que años atrás a Gómez le habían sacado el arma de fuego reglamentaria cuando estuvo bajo certificado psicológico.

La muerte de la mujer, según informaron fuentes judiciales, se investiga bajo la caratula provisoria de presunto suicidio, aunque el protocolo que utiliza la Fiscalía en este tipo de muertes violentas es el de homicidio con el fin de poder confirmar y descartar todo tipo de hipótesis.

Tal es así que ayer al arma calibre 9 milímetros que hallaron cerca del cuerpo de Gómez se le realizó un levantamiento de muestras de ADN y huellas dactilares. También se procedió al levantamiento de rastros hemáticos en el lugar. En el lugar se hizo presente el jefe de Policía, Rubén Cifuentes y la jefatura de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, que brindaron su apoyo a la familia de Gómez, y a su esposo, suboficial de la Seccional Cuarta.

“Presumimos que se trató de un suicidio”, dijo Quisle, quien agregó que Gómez estaba trabajando hace nueve meses en la Unidad Regional. Un compañero comentó que se desempeñaba en Finanzas, aunque había pedido el cambio de oficina en los últimos días.

“Estábamos hablando con el jefe de Policía (Rubén Cifuentes) que se encuentra en la zona, no habíamos notado en lo que uno puede observarla en el lugar de trabajo, una actitud diferente. Se la notaba bien, pero bueno, hay personas que pueden ser demostrables y otras que no”, señaló Quisle al respecto.

DERMONITROTEST

En la escena del hecho, trabajó la fiscal Mónica García quien dispuso el levantamiento de muestras de ADN, tanto en el arma como en los vasos que estaban arriba de la mesa donde había habido una reunión.

También se supo que tanto a Gómez como a su marido se les realizó un dermonitrotest. En el lugar, se encontró un solo casquillo de bala.

Según los testimonios a los que han accedido los investigadores, la mujer habría tomado la pistola del marido para dispararse en la sien.

El matrimonio tiene dos hijas, que están siendo contenidas por el Servicio de Asistencia a la Víctima.

El cuerpo de Gómez, según los informes preliminares, no tenía signos de golpes. Al cierre de esta edición se esperaban los resultados de la autopsia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico