Invitan a hombres y mujeres a servir como soldados voluntarios

El segundo comandante de la IX Brigada Mecanizada, Juan Carlos Marossero, realizó un llamado a todos los jóvenes de Comodoro Rivadavia y sus alrededores para sumarse al servicio voluntario. A cambio recibirán capacitación y un sueldo mensual de 9 mil pesos.

“Dadme hombres honrados y haré buenos soldados de ellos”. Con esa frase del general José de San Martín el segundo comandante de la IX Brigada Mecanizada del Ejército Argentino, con asiento en Comodoro Rivadavia, Juan Carlos Marossero, efectuó un llamado público a los jóvenes para sumarse al servicio de soldados voluntarios.

La propuesta del Ejército para los hombres y mujeres a partir de los 18 años hasta los 28, sin antecedentes penales y con educación primaria como mínimo, es de un sueldo básico de 9 mil pesos con posibilidades de seguir formando parte de la carrera militar y sumarse a las filas rindiendo para ser suboficiales u oficiales de la fuerza.

Marossero informó ayer en una rueda de prensa que es curioso que en la Patagonia haya que traer soldados de Misiones, de Corrientes o de Salta cuando la propuesta laboral es muy buena para los jóvenes.

“Gran parte de los soldados patagónicos son del norte del país”, dijo Marossero, por lo que apunta a que entre este mes y el próximo se sumen a la propuesta jóvenes de Comodoro.

Los soldados, dijo Marossero, tienen la posibilidad de estudiar en el plan FINES y también bajo un sistema de educación a distancia que tiene el Ejército. Asimismo, “tienen posibilidades de formar parte de misiones de paz a Chipre o Haití”, graficó el segundo comandante.

SERVICIO VOLUNTARIO

Desde que en 1995 se instauró el sistema de servicio militar voluntario, el Ejército invita a jóvenes a sumarse a la institución y lo hace tres veces al año. “Creemos que es una propuesta muy atrayente. Los soldados cobran un sueldo de 9 mil pesos con la obra social que todos los integrantes de las Fuerzas Armadas tienen y además de aportes jubilatorios. El soldadito saca un crédito, cambia el celular, compra una motito, le compra el lavarropas a la vieja en cuotas porque tiene un sueldo en blanco”, ejemplificó Marossero.

“La sociedad está ahí, tenemos que ir a buscarlo”, sentenció el jefe militar que diferencia al servicio militar obligatorio del voluntario, y dijo que la “colimba del ‘corre, limpia y barre’” terminó hace tiempo y que ahora los soldados trabajan de 8 a 18 y hasta se pueden capacitar dentro de la fuerza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico