Italia conquistó Europa tras 53 años

La selección "azzurra" venció por penales 3-2 a Inglaterra en el Estadio de Wembley y se consagró campeón de la Euro. El partido había terminado 1-1, mientras que en el alargue, el resultado no se alteró.

La selección italiana de fútbol vuelve a la cima en la Eurocopa luego de 53 años gracias a su victoria en los penales por 3-2 sobre Inglaterra, con el que empató 1-1 durante los 120 minutos de juego en el Estadio de Wembley.

El primer golpe lo dio el dueño de casa con Harry Kane como director de orquesta, quien retrocedió e inició la acción con una corrida desde el mediocampo. Su apertura al sector derecho derivó en Kieran Trippier, que éste pensó y esperó. Su centro fue pasado para la llegada de Luke Shaw dentro del área y por izquierda: con un toque de primera y ante una defensa estática, desató el festejo.

Los ingleses parecieron tener mayor claridad a la hora de aproximarse al área italiana aunque fueron cediendo espacios y la tenencia de la pelota. Sin embargo, la Azzurra no supo qué hacer con ella cuando la tuvo en su poder; Lorenzo Insigne estuvo lejos de acertar con su remate y Federico Chiesa fue lo más peligroso con su tiro de zurda frontal al arco a los 34', que se fue a un metro del poste izquierdo.

Ciro Immobile contó con una oportunidad sobre el cierre de la primera parte, pero tampoco logró sacudir las redes. Así se cerró una etapa inicial en la que el local, ordenado y sin la necesidad de generar chances en cantidad, hacía justicia con el resultado.

Pese a la predisposición de Raheem Sterling por inquietar a la defensa azul, el elenco británico le dio lugar al avance rival y lo pagó caro. Después de que Chiesa provocara la estirada de Jordan Pickford tras un gran disparo, el centro desde el córner derecho encontró la cabeza de Marco Verratti y el posterior rebote que capitalizó Leonardo Bonucci para convertir el empate del alivio.

Los de Roberto Mancini jugaron con equilibrio el resto de los minutos, sin poder crear jugadas de riesgo y agazapados en defensa ante alguna posibilidad inglesa. Finalmente, la definición se prolongó al tiempo extra.

Ya en la prórroga, Kalvin Phillips advirtió con su remate desde afuera del área pero el mismo salió desviado. Con empuje, la “Azzurra” también fue hacia adelante y Pickford debió intervenir para desactivar el peligro, ya con Andrea Belotti dentro del campo. La segunda mini-mitad fue de roce y tensión, por lo que los protagonistas tampoco pudieron provocar ocasiones para quebrar la igualdad. Así, la historia se encaminó a los penales para decidir al campeón.

Doménico Berardi fue el primero en patear y, sin ponerse nervioso, disparó al costado opuesto de Pickford. Kane le siguió con un remate certero y cruzado: a pesar de que Gianluigi Donnarumma adivinó el palo, el tiro viajó bien esquinado.

Belotti se encargó del segundo de Italia y esta vez el arquero británico sí acertó el lugar para anular la chance rival. Harry Maguire sacó rédito de esa intervención y con un bombazo al ángulo izquierdo, desniveló en la serie (2-1).

Bonucci mantuvo expectante a la “Azzurra” con un remate alto que Pickford estuvo cerca de despejar, mientras que Marcus Rashford, quien entró a los 119' especialmente para los penales, disparó con efecto y cruzado pero el balón dio en el poste.

Federico Bernardeschi tomó el cuarto tiro para los italianos y no se complicó: remató al medio mientras el arquero británico se lanzó hacia su derecha. A esa ejecución le siguió la de Jadon Sancho (otro que entró sobre el cierre de la prórroga junto a Rashford) y su disparo fue tapado por Donnarumma.

El último disparo quedó bajo la responsabilidad de Jorginho y su remate, displicente, encontró la atajada salvadora del guardameta inglés. Sin embargo, lo que no pudo hacer el mediocampista lo hizo el arquero italiano, quien se transformó en figura al tapar el último disparo de Bukayo Saka y consagrar a la Azzurra por segunda vez en su historia tras la gesta de 1968.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico